Maurits Montañez, fundador de Manuvo y Under35 de México

“Hay 20 millones de americanos que hablan alguna de las mil lenguas indígenas que existen”

Maurits Montañez, fundador de Manuvo y Under35 de México

Puede parecer una paradoja que las nuevas tecnologías, una de las causas de la globalización y de la pérdida de la identidad cultural, se conviertan ahora en el chaleco salvavidas de las 64 lenguas indígenas que existen en México o de las mil que hay en todo el continente americano. Pero esta es la propuesta de Kernaia, el proyecto desarrollado por Maurits Montañez basado en apps que ayudan a conservar estos idiomas e introducen a sus hablantes en el mundo digital.

Este ingeniero mexicano, uno de los ganadores de Innovadores menores de 35 de su país que concede MIT Technology Review en español, cuenta con experiencia laboral como docente. En 2010 fundó la empresa Manuvo, que se dedica a “generar contenido digital interactivo para distintas audiencias”, pero bajo la premisa de poner “la tecnología al servicio de la cultura” en todo momento, en palabras de Montañez.

El Centro Cultural de España en México se puso en contacto con el equipo de Manuvo en 2014 para pedirles que crearan una versión digital interactiva de un libro para aprender mixteco, una de lenguas indígenes más hablada en México. “Pensábamos que era demasiado específico para tener muchas descargas, pero ocurrió algo realmente increíble: en dos días se sitúo entre las aplicaciones más descargadas, por encima, por ejemplo, de Angry Birds”, afirma el emprendedor.

De esta forma descubrieron un nuevo nicho de mercado. “Encontramos un mercado de alrededor de 20 millones de personas que hablan alguna de las mil lenguas que existen en el continente americano y que tienen acceso a internet –afirma-. Y vimos que casi no hay contenido digital para ellos”.

Innovación abierta
No tardaron en darse cuenta de que “la demanda era tan grande” que no iban a poder atenderla. Por eso decidieron abrir su proceso de producción e “involucrar a las comunidades hablantes para que sean ellas las que no ayuden a generar contenido”. Se trata, por tanto, de “un modelo de innovación abierta” en el que ponen su plataforma Kernaia al servicio de esos colectivos

“La plataforma de distribución nos permite agrupar todo ese contenido, distribuirlo y monetizarlos, y funciona como una tienda de aplicaciones”, afirma Maurits Montañez. El 70 por ciento de los ingresos es para la comunidad que lo crea y el resto para la herramienta. Al principio eran solo apps para aprender idiomas, pero con el paso del tiempo se ha ido ampliado a otros campos: recetarios, películas, música, etc.

“La idea es generar contenido en esas lenguas con un doble objetivo: rescatar y preservar esas lenguas, e incorporar a esos hablantes al entorno digital, como consumidores de contenidos pero también como generadores”, añade.

Manuvo está inmerso actualmente en un proceso de internacionalización centrado en encontrar inversores en Europa, uno de los mercados en los que quieren implantarse. Para ello han puesto el primer pie en Francia, donde reside Montañez, y tienen la vista puesta en España.

Kernaia

Emprendimiento en Latam
Respecto a su país natal, cree que atraviesa “una situación muy complicado en lo económico, en lo político, en el terreno de la seguridad, etc., pero también hay otra cara de México de la que muchas veces no se habla en los medios de comunicación y que corresponde a la gente que está intentando cambiar las cosas”. Se trata de “una reacción positiva en medio de todo lo malo que sucede”.

En su opinión, México, Colombia, Chile y Brasil son los países de Latinoamérica que “más rápido están avanzando en temas de innovación y emprendimiento”. “Obviamente todavía tenemos muchos problemas que resolver de desigualdad social, educación, posibilidades de financiación, protección jurídica, etc.; pero hay muchas personas que se están atreviendo a hacer cosas”. “Hay un movimiento de gente que quiere cambiar las cosas”, añade.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here