Marina Pascual

El Centro Botín ha programado, del 2 al 6 de julio y en el marco de los cursos de verano de la Universidad de Cantabria, el curso “Innovación y creatividad de la mano de personas con discapacidad”. Marina Pascual, responsable de programas para el desarrollo de la creatividad del Centro Botín dirige y coordina el curso junto a Rebeca Barrón, presidente y directora de la Asociación Argadini.

Arquitecta, experta en educación y en el papel trasversal del arte y la cultura, Pascual explica a este medio que el objetivo del curso es promover un nuevo enfoque lejos del tradicional “paternalismo”. “Buscamos aprender de la experiencia de las personas discapacitadas. La misión del Centro es desarrollar la creatividad de las personas a través del arte para activar emociones; y en la idea de llegar a todas las artes y a todos los públicos hemos decidido abrir una nueva línea de trabajo e investigación”, apunta.

El primer atisbo del curso empezó a gestarse el pasado año, “cuando conocimos a Rebeca (Barrón)”, explica Pascual sobre el interés que en la Fundación Botín suscitaron los planteamientos de la máxima responsable de la Asociación Argadini basados el arte y la cultura como estímulos que despiertan vocaciones profesionales en los discapacitados. “Con ella dimos con el enfoque propicio, el del ‘SÍ PUEDES HACERLO’”.

El Centro Botín tras la cámara de Stéphane Aboudaram.

El curso está pensado para docentes, psicólogos, pedagogos y asistentes sociales, así como para cualquier profesional que trabaje en el ámbito de la discapacidad y para todos aquellos interesados en el tema. Su propuesta toma como punto de partida la escucha activa de diferentes voces que vinculan artes, emociones y creatividad con el desarrollo de todas las personas y, en este caso concreto, de las personas con discapacidad.

“Queremos su mirada”, señala Marina Pascual. “No vamos a analizar qué hacemos los demás para ellos como si fuéramos sus salvadores sino cómo la necesidad dispara la creatividad para dar lugar a los mejores ingenios. Están desarrollando soluciones que nos pueden beneficiar a todos”, añade la responsable del Centro Botín.

La propuesta une teoría y práctica, abordando cada jornada desde diferentes enfoques como la antropología, la innovación, la neurociencia, la identidad y la creatividad. Un claustro de profesores heterogéneo, formado por expertos de diferentes ámbitos, guiará a los participantes en un proceso de escucha activa que desembocará en el análisis de casos reales y experiencias en las que el aprendizaje a través de las artes, las emociones y la creatividad hayan cambiado de manera significativa a las personas con discapacidad, así como a sus entornos personales y profesionales. “Pretendemos que el curso sea muy práctico. Vamos a salir y a entrar del edificio y a conversar constantemente”, dice Marina Pascual.

Entre todos los docentes, destaca la presencia de Tom di Maria, director del Creative Growth Art Center (Oakland, California): un centro de arte en el que se forman, trabajan y exponen profesionalmente artistas con discapacidades diversas. Su intervención, titulada Desde los márgenes a la corriente principal, tendrá lugar el viernes, 6 de julio. Ese mismo día, el colectivo Boamistura, especializado en arte urbano, impartirá una conferencia y creará un mural junto a los asistentes, una iniciativa que servirá de resumen sobre lo aprendido durante el curso.

La programación del curso contempla una visita guiada en torno a la muestra Joan Miró. Esculturas 1928 – 1982’ conducida por Óscar Concha, persona autista que ha conseguido formarse como guía de museos profesional. Pese a que el autismo pueda parecer a priori “incompatible con la vida normal”, Pascual menciona dos casos más que protagonizarán el curso: Jaime Martínez, diseñador de camisetas con su firma ‘Algo de Jaime’ y el genio musical de Antonio Belmonte, para quien el talento y también el empeño de su padre fueron claves para que modificaran las pruebas de acceso al conservatorio y las adaptaran a su condición.

Desde su faceta educativa, consciente de que es “imposible que todos sepamos de todo”, Marina Pascual considera que es fundamental que contemos con profesionales que sepan mirar a las personas de manera individual. “Si se hace algo que sea para todos, ese ‘para todos’ debe ser profundo y estar rodeado de sentido común. Hace falta más sensibilidad y más conocimiento”, concluye.

Reconocido por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria a efectos de formación del profesorado, esta propuesta proporcionará un crédito de libre elección a los estudiantes de Grado de la Universidad de Cantabria.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here