Reyes Maroto ayer en la apertura de 'Mañana'.

 ‘Mañana empieza hoy’ ha debutado en la escena madrileña de eventos que plantean retos ligados a los nuevos tiempos y que van más allá del análisis tecnológico para abordar la IV Revolución Industrial desde una perspectiva social y humanista. Tres días para conectar las propuestas locales con los grandes temas globales definidos en la Agenda 2030 y resumidos en los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Durante la inauguración del evento ayer en IFEMA, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha defendido la importancia de promover un debate constructivo que sirva también para orientar las acciones de la administración pública y en el que “intercambiar experiencias y conocimiento con el compromiso de un mañana que apueste por un crecimiento sostenido e inclusivo”. Entre los retos que el nuevo modelo económico y social tiene por delante, Maroto ha destacado la imperiosa necesidad de reducir la desigualdad, “uno de los grandes problemas del país”.

La ministra ha recordado que el gobierno de Pedro Sánchez ha aprobado en el último año “importantes medidas que demuestran cómo una ambiciosa agenda social no está reñida con la prosperidad y la estabilidad presupuestaria”. Maroto ha asegurado que se proponen seguir por esa vía, “porque rebajar la desigualdad favorece el crecimiento económico y la sostenibilidad”. Alineada con la Agenda 2030, la española ‘Agenda del Cambio’, recordaba Maroto, “es fruto de un proceso de reflexión y análisis que empieza cuando llegamos al gobierno y en el que participamos todos los departamentos”.

Para cumplir con los objetivos nacionales y globales, la responsable pública ha incidido en la importancia de la innovación “como palanca importante de esta Agenda”. “Necesitamos originar ecosistemas complejos y diversos conformados por agentes que operen en una misma dirección. Y necesitamos un Estado innovador, capaz de consensuar, de hacer propuestas y de cocrear el mañana”.

Un proceso en el que Maroto cree que España tiene la oportunidad de poner en valor sus fortalezas. “No podemos ser buenos en todo. Tenemos que hacer algo diferente dentro de lo global para ser competitivos. Una especialización inteligente con la innovación incorporada a todas las actividades económicas y productivas”. La ministra ha aludido al papel destacado del país en áreas como las infraestructuras digitales, la construcción o la industria alimentaria.

Habitabilidad, movilidad sostenible y derecho a ser cuidados son las tres mesas de trabajo en las que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, a través de Enisa, va a cargar las tintas durante los tres días del evento. “Hace falta una política público-privada que identifique problemas y retos, y que actúe en misiones estratégicas; de manera disruptiva, con valores medioambientales, sociales y económicos. Juntos tenemos que pensar nuevas formas de vivir y producir porque las actuales no sirven. Tenemos que debatir en torno a la España que queremos”.

“Ya nunca viviremos actos simples”

“Si algo sé, porque lo he visto en muchos sitios, es que los nuevos tiempos van de comunidades y de ecosistemas (…) de cómo se vive en cada lugar y de las aspiraciones de las personas”. Carlos Barrabés, fundador de Barrabés, empresa que ha promovido el evento, cree que el mundo al que vamos estará ‘construido’ dentro de unos 15 años, y que ahora estamos inmersos en un periodo de transición en el que el activismo “no es una opción, sino algo que hacer cada día”.

Según el empresario, bajo nosotros se mueven infraestructuras que ya no son los aeropuertos o las estaciones, sino Google, Booking o Amazon. “Ya no nos vale con nacer, ahora hay que aprender cosas para tener un rol, para sobrevolar esa infraestructura. Ser empleable, hoy en día, ya es un trabajo en sí mismo. En los próximos 30 años el beneficio será mayor en lugares muy productivos en tecnología, pero sobre ellos tiene que existir inteligencia de red, que es lo mismo que hablar de cultura, una cultura que nos ha sido impuesta en esta primera oleada tecnológica”.   

José Bayón, CEO de Enisa.

En su reflexión, Barrabés –su compañía es la actual gestora de La Nave de la Innovación de Madrid- ha invitado a dar un paso adelante hacia un modelo en el que el ecosistema se active, se conozca y empiece a crear. “Es la idea que subyace detrás de ‘Mañana’, construir y configurar un discurso común porque la clave –y aquí ha coincidido con la ministra Reyes Maroto- está en ser alguien en un mundo global, con capacidad para estar conectado a esa red y ofrecerle cosas. Ya nunca más viviremos actos simples, y la complejidad se maneja desde los ecosistemas que crean sus culturas y sus convenciones que mueven a las personas. Se trata de tener opciones además de oportunidades. Esta no es una revolución industrial, es una revolución social”.

La idea de la organización del evento es ir más allá y que ‘Mañana’ sea una plataforma viva, constante, de influencia y generación de ideas. “Los españoles somos muy buenos creando ideas en el vacío”, concluía Barrabés.

“En días de pactos y acuerdos, donde el morbo se vierte en saber quién gana o quién pierde, este evento nos lleva a levantar la mirada porque, gobierne quien gobierne, hay retos que afrontar”. Luis Cueto, en la que probablemente ha sido una de sus últimas intervenciones dentro de sus actuales responsabilidades –coordinador general de alcaldía del Ayuntamiento de Madrid y presidente de la junta rectora de IFEMA- ha apuntado que no se trata de detectar cuáles son los problemas de Alcorcón, Madrid o España, sino del mundo desarrollado, “de sus ciudades, de las migraciones, de la sostenibilidad o de la convivencia”.

Cueto ha ensalzado la relevancia que puede llegar a ocupar ‘Mañana’ dentro de los foros que tratan estos asuntos “y tener nuestro propio discurso” junto a socios como enisa o el CSIC “para prestigiar las instituciones, que son la inteligencia de lo publico, unido a algo que siempre he pretendido y que seguiré promoviendo allá donde esté en el futuro dentro de la administración: fomentar una mejor alianza público-privada”.

En esa línea José Bayón, CEO de Enisa, ha reafirmado la intención de la empresa pública de impulsar una dinámica participativa público-privada “para dar con un modelo productivo sostenido y sostenible; respetuoso con las personas y con el medioambiente”. Bayón ha añadido que en Enisa confían en la ‘autoinnovación’, “innovar dentro de las administraciones públicas, que debemos ejercer de impulsoras junto a la empresa y la sociedad en su conjunto”. Según Bayón, la innovación y la creatividad no deben ser una forma de economía “sino de vida”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here