Mochilas digitales que salvan vidas

LTE Nano mochila

Telefónica ha presentado –en un entorno real– algunas de las aplicaciones en labores de rescate y supervisión de la miniaturización de una red móvil 4G a través de una sencilla mochila portátil de menos de tres kilogramos que proporciona cobertura de voz y datos a un grupo de personas en un área concreta.

Este proyecto de innovación, denominado LTE Nano y anunciado en el Mobile World Congress 2017, es una de las implementaciones más pequeñas del mundo de una red autónoma 4G ya que se ejecuta en un hardware de tan solo 40 gramos de peso. Además, supone un paso destacado en los avances que el mercado está realizando en el desarrollo de productos de redes portátiles muy útiles en labores de rescate, emergencias, retail, logística, hospitales u oficinas, entre otras muchas.

En concreto, y como se ha citado antes, Telefónica ha realizado en Buitrago de Lozoya, la pasada semana, las demostraciones de la aplicación de redes portables 4G en labores de rescate y supervisión de infraestructuras críticas. En ambas se ha empleado una mochila LTE Nano que ha permitido desplegar en cuestión de minutos una red de comunicaciones 4G a la que se ha conectado un dron con capacidad para trasmitir vídeo mediante LTE y varios smartphones y tablets con trasmisión de voz y datos.

En el caso de labores de rescate, la mochila portátil 4G ha proporcionado la cobertura de comunicaciones de voz y datos a un grupo de rescate. Un dron con una cámara de vídeo HD ha realizado streaming de lo visto durante el vuelo y lo ha trasmitido a los dispositivos de los operativos en tiempo real por el 4G proporcionado por la mochila. De este modo, por ejemplo, se facilita y acelera la localización de una persona desaparecida en lugares poco accesibles.

El mismo servicio puede prestarse en la supervisión de infraestructuras de difícil acceso, tanto de comunicaciones como de cualquier otro ámbito industrial, que implican tareas de cierta complejidad y riesgo y que consumen mucho tiempo. En este caso, se ha mostrado la utilización de un dron 4G para la supervisión de las antiguas antenas de seguimiento de comunicaciones satélite de Telefónica en Buitrago de Lozoya que, con sus 30 metros de diámetro y colocadas a más de 40 metros de altura sobre una infraestructura de varios cientos de toneladas, suponen un reto de supervisión por su complejidad y riesgo cuando un operario tiene que realizar esta tarea de forma manual.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here