“Empleo en Educación”, es el informe (ver documento completo) elaborado por Infoempleo y UNIR que expone las principales cifras del sector en cuanto a inversión, número de profesionales o distribución regional, junto a los retos del sistema o la presencia creciente de tecnología en las aulas.

De los datos oficiales más recientes se desprende que el curso 2016-2017 contaba en España con 695.598 docentes de enseñanza no universitaria, de los cuales 491.894 trabajaban en el sector público. Sin embargo, según la UNESCO, se calcula que en nuestro país, tan solo en Educación Primaria, se necesitarán entre 100.000 y 500.000 nuevos profesores para cubrir plazas de nueva creación y sustituir a los que se jubilarán en los próximos doce años. Según el informe del Consejo Escolar del Estado de 2017, un 34% de los docentes supera los 50 años en España.

En base a lo expuesto el pasado martes en la presentación del informe en Madrid, la paralización del pacto educativo no ha ayudado en la necesaria reforma de la profesión docente, en el centro de la diana de los recortes, la interinidad o la falta de reconocimiento social. Estigmas a los que hay que añadir la innegociable modernización en equipamiento y metodología acorde a los nuevos tiempos. Una situación que ha lamentado el consejero de Educación de La Rioja, Alberto Galiana, que reclamaba el mismo prestigio para un neurocirujano que “para quien configura la mente de nuestros niños”. Por eso, ha insistido en que la formación de los docentes “establecerá los valores de la sociedad dentro de 50 años”.

Más optimista se ha mostrado el subsecretario de Educación y Formación Profesional, Fernando Gurrea, que ha asegurado que van a procurar “sentar las bases con el máximo acuerdo con las Comunidades Autónomas y todos los partidos para crear una ley educativa estable y que se configure el estatuto del personal docente”. Tras recordar que en la convocatoria del próximo año van a destinar 500 millones más (hasta un total de 2.000 millones) para mejorar las becas educativas, Gurrea ha destacado el papel de las Comunidades Autónomas. “Desde que asumieron la prestación de los servicios educativos, los pasos en esta materia en España han sido de gigante, han hecho un esfuerzo presupuestario y organizativo fantástico”.

Otros retos abordados en el documento tienen que ver precisamente con la necesidad de mejorar las diferencias entre regiones –el avance en educación es muy desigual en cuanto a conocimientos, competencias, capacidades escolares, formación del profesorado y apoyo individual a los estudiantes-, la reducción del abandono escolar, la mejora de la convivencia en las aulas y la disminución de la brecha de género. Carencias de las que también surgirán nuevas oportunidades laborales.

Si la formación constante es uno de los pilares para garantizar la calidad de los docentes, hay otras cuestiones paralelas de máxima importancia según el documento. Una de ellas atiende a la necesidad de un marco regulatorio estable, con mayores partidas presupuestarias en el que más recursos se traduzca en mejores alumnos. Elena Martínez Carro, Decana de la Facultad de Educación de UNIR, hacía hincapié en la importancia de las leyes para mejorar el sistema, para que éstas atiendan “a la diversidad y necesidades educativas de nuestros niños” y a la “estabilidad de los profesionales”.

Juan Manuel Núñez Socio Director de OTBInnova añadía que, en la coyuntura actual, el docente “debe ser un cazador de talentos, un community manager (que gestione las redes físicas de alumnos y familias y del mundo tecnológico), un DJ que mezcla materias y que cuente con una mente abierta para identificar problemas y que use las herramientas a su alcance, además de tener inteligencias múltiples”.

LOS PERFILES MÁS SOLICITADOS

Director de centro educativo: encargado de planificar e impulsar las medidas que busquen la mejoría para toda la comunidad escolar.

Rango salarial: entre 35.000 y 50.000 euros anuales en centros públicos y en los privados se parte de los 30.000.

Educador intercultural: hace posible una educación en igualdad de derechos y oportunidades por medio de planificar, coordinar y desarrollar actividades complementarias y extraescolares para mejorar la relación entre el centro y el entorno social del alumno.

Rango salarial: entre 25.000 y 35.000 euros anuales en centros públicos y entre 21.000 y 25.000 en privados.

Especialista en neuroeducación: diseña estrategias de estimulación cognitiva para mejorar el rendimiento escolar de los alumnos.

Rango salarial: entre 21.000 y 24.000 euros al año.

Experto en metodologías educativas innovadoras: investigan nuevos métodos innovadores y proporcionan a alumnos y docentes nuevas formas de enseñar relacionadas con el entorno TIC.

Rango salarial: entre 25.000 y 29.000 euros anuales.

Experto en tecnología educativa y competencias digitales: dirige y orienta para conseguir una educación 3.0 en el centro educativo.

Rango salarial: entre 24.000 y 30.000 euros al año.

Maestro de educación especial: dota a los alumnos de las herramientas necesarias para su crecimiento personal.

Rango salarial: entre 27.000 y 33.000 euros anuales en centros públicos y entre 20.000 y 22.000 en privados.

Orientador psicopedagógico: detecta las necesidades educativas y los trastornos de aprendizaje de los alumnos.

Rango salarial: entre 24.000 y 30.000 euros anuales.

Profesor bilingüe: imparte diferentes materias en otros idiomas.

Rango salarial: 27.000 euros en Educación Primaria y 35.000 en Educación Secundaria en centros públicos.

Profesor de español para extranjeros: adapta el idioma al contexto particular del lugar donde imparte clases.

Rango salarial: entre 23.000 y 26.000 euros al año si da clases a extranjeros en universidades españolas.

Profesor especializado por materias: posee un conocimiento más amplio en un ámbito concreto.

Rango salarial: entre 25.000 y 35.000 euros anuales en un centro público. Entre 22.000 y 23.000 si es en uno privado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here