Llega Coga, el fin de las capturas de pantalla no deseadas

Coga

Más de una persona ha pensado alguna vez en tener una aplicación móvil de mensajería que sea anónima. Ya sea por seguridad, por privacidad, porque no quieran que les hagan capturas de pantallas, porque no se soliciten los datos del usuario… Ahora, Cryptlive, la compañía de desarrollos y sistemas informáticos de máxima seguridad, ha lanzado en España la aplicación Coga.

Según la empresa, “las aplicaciones de mensajería tradicional exigen a los usuarios la aceptación de 35 permisos de media, entre los que se encuentra, en algunos casos, que el usuario permite que la aplicación envíe SMS desde su teléfono o haga llamadas”. Además, “pueden leer información sobre el uso general del dispositivo o conocer las aplicaciones que se están utilizando en ese momento”. Con Coga esto no ocurre. Solo es necesario aceptar 6 permisos, y a partir de ahí, a chatear libremente.

Entre otras características, la aplicación no almacena los mensajes de forma permanente, solo lo hace durante un día. Así, ningún mensaje queda en la terminal, y mientras esté esas 24 horas, lo hace de forma totalmente encriptada. Como se ha citado antes, su registro es anónimo. La aplicación no obtiene ningún dato de los usuarios, ni su número de teléfono, ni su agenda de contactos, solo se solicita un correo al que enviar el código de activación, para evitar problemas.

Y tiene, quizá, la característica más importante para los usuarios: la imposibilidad de realizar capturas de pantalla. “Coga no permite que los usuarios guarden registro de sus mensajes a través de los ‘pantallazos’. De esta forma se protege al máximo la comunicación y la información no puede almacenarse tampoco en formato imagen”, explican desde la compañía.

Tener Coga no es gratuito. A cambio, aseguran que “todas las conversaciones, archivos y fotos compartidas estarán totalmente seguras”. Critican que “la sencillez y la gratuidad” como claves para que se elijan ciertas aplicaciones antes que otras realmente no las hace ni sencillas ni tan seguras. ¿Y gratuitas?: “No, el precio de estas aplicaciones es la privacidad”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here