[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

Linkener Renovables: diseñar y conocer en pocos segundos el coste de una instalación fotovoltaica

Entre los principales beneficios de la llamada calculadora fotovoltaica destaca conocer con detalle el ahorro que se obtendrá, el tiempo de amortización e incluso la cuota de financiación desde 12 hasta 120 meses
linkener

Linkener Renovables ha creado una herramienta digital web que permite a partir de la ubicación, el consumo y el coste actual del cliente, diseñar una instalación fotovoltaica en apenas unos segundos. Entre los principales beneficios de la llamada calculadora fotovoltaica destaca conocer con detalle el ahorro que se obtendrá, el tiempo de amortización e incluso la cuota de financiación desde 12 hasta 120 meses.

Mediante la introducción de unos sencillos datos como son la dirección donde se realizaría la instalación fotovoltaica, la selección de las superficies a analizar, la orientación del tejado y el consumo energético del cliente, la persona interesada en realizar la instalación puede conocer cuántos paneles solares serían necesarios, qué potencia tendría, la energía que autoconsumiría y la que vertería a red, el precio de su instalación completa, el estudio de amortización y las opciones de financiación.

"Con los resultados obtenidos a través de la calculadora fotovoltaica, se obtiene un detalle muy real de lo que se va a hacer y lo que va a obtener el cliente tras la instalación", valora Sergio Ferrer, CEO de Linkener. Antes de iniciar el proyecto, la empresa realiza una visita técnica con la que verifica que lo ofertado es factible. "Es una herramienta indispensable para asesores y consultores energéticos", añade Ferrer.

Los datos así lo confirman. Sólo en 2021, Linkener ejecutó 7,1MW de instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo en industria, 9 instalaciones fotovoltaicas aisladas y 114 Instalaciones fotovoltaicas en autoconsumo doméstico. Durante los primeros 8 meses de 2022, ha desarrollado un total de 334 instalaciones fotovoltaicas, lo que supone un incremento del 42 % respecto al mismo periodo del año anterior. "El crecimiento ha sido exponencial, a medida que los consumidores han visto que la crisis energética ha venido para quedarse y que el coste de la electricidad va en aumento", señala Ferrer.

Con los actuales precios de la electricidad, una instalación fotovoltaica industrial para autoconsumo puede amortizarse en un plazo de uno a tres años. Además, actualmente, los fondos Next Generation, sumados a los incentivos fiscales como la bonificación sobre el IBI y el IRPF, pueden llegar a suponer en una instalación doméstica hasta el 80 % del coste de la instalación de autoconsumo, dependiendo del municipio en el que se encuentre.

"Las instalaciones fotovoltaicas tienen una vida media garantizada de más de 25 años. En el caso del sector doméstico, donde la potencia instalable es menor y el coste por Wp es mayor, las diferentes ayudas o bonificaciones fiscales son de gran utilidad ya que permiten reducir la amortización de la inversión de 6 a 3 años", concluye Ferrer.

Deja un comentario

Recomendadas