El efecto apego en los emprendedores

Por Santiago Reyes – Esta columna fue publicada originalmente en el blog Puntos sobre la i del BID.

Imagínese una situación en la que le ofrecen escoger entre dos opciones: recibir 200.000 dólares o participar en una lotería en la que si gana (con un 50% de probabilidad) recibiría 400.000 dólares y si la pierde no recibiría nada. ¿Qué elegiría usted?

Ahora supongamos que no estamos hablando de una lotería, sino de que usted es un empresario que debe tomar una decisión. Se da la posibilidad de vender su empresa por 200.000 dólares, o arriesgarse a entrar en un mercado donde si le va bien (con 50% de probabilidad) ganaría 400.000 dólares y si le va mal no recibiría nada. ¿Cuál sería su decisión? ¿Es diferente a la decisión de la lotería?

La teoría económica nos diría que en las dos situaciones usted debería comportarse de la misma forma. Sea su empresa o una lotería, la decisión es entre (a) 200.000 dólares seguros o (b) arriesgarse a duplicar dicho dinero o quedarse sin nada. Sin embargo, en un estudio que publicamos recientemente con Isabela Echeverry en la revista Estudios de Economíamostramos que al hacer esta clase de preguntas a emprendedores, siempre que las decisiones de riesgo se referían a sus empresas, la mayoría de los emprendedores decidía arriesgarse; mientras que, en las mismas situaciones, pero en decisiones no referentes a la empresa, preferían el pago seguro. ¿Por qué los emprendedores toman decisiones distintas ante mismos escenarios de riesgo?

Varios investigadores han encontrado que los emprendedores toman sus decisiones empresariales basadas en sesgos personales y que esto afecta el propio funcionamiento de sus empresas. Por ejemplo, Busenitz y Barney (1) encontraron que los emprendedores tienden a tomar más decisiones basadas en sesgos, que los gerentes de empresas. Investigaciones de Sandri y colegas (2) muestran que, ante situaciones adversas, los emprendedores tienden a demorarse mucho más tiempo del esperado en cerrar sus empresas frente a lo que se esperaría dadas sus opciones, aun cuando las empresas presenten bajo rendimiento.

El efecto del apego en los emprendedores

El estudio que publicamos se basa en un experimento que hicimos con emprendedores de Cali (Colombia) y explora una de las razones que puede estar detrás de esa “irracionalidad”: el efecto dotación o el apego que tienen los emprendedores sobre sus empresasRichard Thaler, premio Nobel de Economía 2017, define el efecto dotación como el valorar más un objeto únicamente porque el objeto le pertenece a uno. En el caso de los emprendedores, ese objeto son sus empresas. El experimento llevado a cabo muestra que en promedio los emprendedores valoran 37% más sus empresas debido a este efecto dotación o apego.

Quienes trabajamos en el ámbito del emprendimiento vemos las consecuencias de este apego con mucha frecuencia. Algunos emprendedores exitosos deciden no recibir inversiones porque no quieren ceder parte de sus empresas o simplemente valoran sus empresas muy por encima de lo que el mercado estaría dispuesto a pagar, debido a que quieren ser compensados por el apego que tienen de sus proyectos. Después de todo, ¿quién no tiene un familiar o amigo que se haya referido a su emprendimiento o empresa como su bebé?

La existencia de estos sesgos no es mala per se. Por ejemplo, se ha encontrado que los sesgos pueden permitir que los emprendedores logren actuar ante situaciones de alto riesgo y con poca información, lo cual los puede llevar a innovar y a entrar en proyectos que la mayoría de las personas no estarían dispuestas a hacer. No obstante, la existencia de dichos sesgos presenta nuevos retos para los hacedores de políticas públicas.

El impacto de los programas de apoyo a startups depende en gran medida de que los emprendedores en algún punto puedan recibir inversiones de ángeles o fondos de capital de riesgo que les permitan expandirse y llegar a nuevos mercados. Pero ¿qué pasa si alguna de esas inversiones no se lleva a cabo debido a grandes diferencias en las valoraciones de inversionistas y emprendedores? ¿Cómo podemos promover los mercados de capitales de riesgo para incrementar la actividad emprendedora en nuestros países? ¿Qué tipo de vehículos de inversión nos ayudarían a resolver estos sesgos existentes?

Estas y otras preguntas son parte de nuestro programa de investigación en la División de Competitividad, Tecnología e Innovación del BID, en colaboración con colegas de distintos países. Esperamos empezar a incorporar aspectos de la economía del comportamiento para mejorar el diseño de los programas de apoyo a los emprendedores en la región.

¿Alguna vez observaste el efecto dotación o de apego en emprendedores en tu país? En el mundo del emprendimiento ¿has visto o realizado acciones que parecieran no ser racionales? Comparte los casos e historias en los comentarios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here