Laura Castela, ayer durante la celebración de WiDS.

El 80% de los jóvenes encontrará un trabajo que aún no existe mientras que el 60% de los empleos actuales desaparecerá o se transformará. En 2020, serán 2 millones los empleos digitales que demandará Europa. Para que no se repita la situación de 2018 (300.000 vacantes de estas áreas quedaron sin cubrir), mentalizar y preparar a los jóvenes; y contribuir a que casen mejor oferta y demanda en un agitado mercado laboral, Fundación Telefónica está haciendo los deberes.

Laura Castela, Responsable de Empleabilidad para Europa y productos Digitales Globales para Fundación Telefónica, intervenía ayer en Madrid en una nueva edición de WiDS para mostrar de manera tangible cómo las complejidades técnicas de la IA o el Big Data pueden derivar en una herramienta de extrema utilidad y, a la vez, fácil de utilizar y de entender. El ‘Mapa del Empleo’ ayudará a que las personas se cualifiquen en aquello que las empresas necesitan.

Más que una herramienta, se trata de una plataforma. En el punto de partida, el equipo de Fundación Telefónica se hizo tres preguntas: ¿por qué hay una dicotomía entre oferta y demanda?, ¿qué habilidades precisan las empresas?, ¿cómo identificar los perfiles? Castela ha explicado que lo primero que hicieron fue bucear en los principales portales de empleo y analizaron todas las ofertas, pero las distintas maneras de categorizarlas y terminologías diversas les llevaron a extraer y paquetizar sólo datos de competencias requeridas. Así, asociaron perfiles ajustados a esas capacidades. Después cruzaron más de 30.000 cursos online, gratuitos y de pago, con las competencias y los nivelaron para adaptarlos a todos los perfiles. “Teníamos una información de extraordinario valor para dársela a la sociedad, y así lo hicimos”.

“El resultado es que ahora conocemos los 23 perfiles más demandados a día de hoy, porque ojo, mañana pueden ser otros”, ha señalado Castela antes de detallar que cada perfil tiene asociado un vídeo en el que un profesional de ese desempeño, no siempre entendido por el gran público, explica de forma didáctica en qué consiste su trabajo.  El ‘Mapa del Empleo’ es también, en su acepción más literal, un mapa que mide qué competencias son más demandadas en cada zona de España, actuar con agilidad y reforzar un territorio con el curso correspondiente.

Toda esta información, que ha sido ‘volcada’ en la plataforma, tiene un uso adicional: un orientador virtual recomienda formación al usuario de manera personalizada. “Aún  es un bebé, pero aprende cada día con los propios usuarios de la plataforma, que no tienen por qué registrarse para sacarle partido al servicio”.

Ahora los planes pasan por expandir el producto a Latinoamérica y activar nuevas funcionalidades como el reconocimiento de voz. “Utilizaremos más canales y contaremos con más aliados para que el proyecto esté, con el usuario en el centro, al servicio de la sociedad, y conectar a la gente con las necesidades reales del mundo digital”, ha concluido Castela.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here