El presente y futuro de la larga distancia pasa por el gas natural

Iveco Stralis NP460

El gas natural en el transporte de larga distancia es la única opción real al diésel a día de hoy. Así lo reconocen numerosos expertos, que señalan la falta de información, infraestructuras y apoyo de las instituciones como únicos factores que provocan resistencia a la adquisición de un vehículo industrial de gas. Por ejemplo, Javier Ruesga, ingeniero de Enagas, asegura que “es el más limpio de todos los combustibles posibles, con diferencia”. En la misma línea se muestra Antonio Murugó, director de Estrategia del Grupo HAM. “Una de las principales ventajas del gas frente a los otros combustibles es su contribución a reducir las emisiones, además de cumplir con las normativas Euro 6”.

Entre los fabricantes de referencia, IVECO se ha convertido en pionero a la hora de ofrecer en España una gama completa de modelos de gas natural, con tres familias de motores que van de los 136 a los 460 CV, y una oferta tanto de vehículos comerciales ligeros como vehículos pesados para transporte de larga distancia, así como autobuses. “Dependiendo de la tipología que tenga, el mundo del transporte puede adecuarse mejor a unos combustibles o a otros. Pero para el transporte de mercancías está claro que el mejor combustible es el gas natural, tanto en su estado comprimido, para el caso del transporte de mercancías urbano, como el gas natural licuado, en el caso de transporte internacional”, valora José María Chamizo, director de Desarrollo negocio de Gas de IVECO.

Dentro de sus últimas creaciones, el Stralis NP 460 ofrece la única gama completa de camiones pesados de gas natural diseñados específicamente para cubrir un rango completo de misiones, desde el transporte regional hasta el internacional, desde el transporte de grandes volúmenes hasta aplicaciones para cajas móviles o ADR y logística de construcción. El vehículo puede funcionar con GNC (Gas natural comprimido) y GNL (Gas natural líquido) o combinados. La versión de doble depósito de GNL garantiza una autonomía récord de hasta 1.600 km.

El Stralis NP460 ya ha demostrado su popularidad en el sector del transporte pesado internacional de hasta 40 toneladas y muchos clientes han confirmado que supone una importante reducción del coste total de propiedad (TCO). En lo relativo al rendimiento medioambiental, los beneficios resultan significativos con el gas natural fósil, con una drástica reducción del 99 % de partículas en suspensión y del 60 % de NOx en comparación con los límites del estándar Euro VI. “Uno de los pilares más importantes del gas es la ecología, ya que mejora mucho al diésel en partículas, N0X y en ruido; y además los costes son un 30% menores que en el gasoil”, confirma Javier Camón, responsable de producto de Gama Media y Ligera de IVECO.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here