La vieja artesanía se pasa al ecommerce de la mano de Amazon

Handmade Amazon

Handmade, la tienda electrónica de Amazon, ya está disponible en nuestro país, además de en otras cuatro webs europeas. Está página, que contiene un catálogo de más de 30.000 productos elaborados a mano y comercializados por los propios artesanos, une varios conceptos en principio antagonistas: la artesanía frente a la fabricación en masa, el viejo comercio y el ecommerce, lo antiguo y lo moderno.

Artesanos españoles y europeos pueden ahora mostrar sus productos a un público mayor, sin distinción de sectores: joyería, decoración para el hogar, obras de arte, productos de cocina, bolsos, equipajes, accesorios…Todo a un solo click y con la posibilidad, no solo de comprarlo, sino también de personalizarlo hablando directamente con el creador.

Saber que detrás de un objeto se esconde una historia única y que ha sido elaborado completamente a mano hace que se establezca un vínculo personal con los clientes y que adquirir productos artesanales sea una experiencia aún más especial. Al formar parte de Handmade en Amazon, los artesanos pueden darse a conocer a nuevos clientes tanto en España como en el resto del mundo y ampliar su negocio a través de Internet. Además, tienen más tiempo para hacer lo que mejor se les da: crear productos únicos”, explica Javier Alvira, responsable de Amazon Marketplace en nuestro país.

No todos son profesionales en su rama. Algunos artesanos, por la falta de ventas y de público, no pueden dedicarse a lo que más les gusta. Sin embargo, esta nueva web podría ser un punto de apoyo para su trayectoria profesional, pues es como si tuvieran una tienda especializada durante todos los días el año. Es cierto que el ecommerce todavía no está implantado 100% en nuestro país, pero desde Amazon (que ya llevan bastante tiempo apostando por España) creen que una página así puede multiplicar las ventas de estos comercios a un nivel que ni se esperan.

Hay que recordar que Amazon, tanto en Europa como en su matriz estadounidense, tiene millones de clientes dispuestos a buscar un producto que satisfaga sus necesidades, y quizá ese producto sea una pequeña obra de arte realizada en un pueblo de Extremadura, Andalucía o Madrid. Pero es más grande aún: artesanos de 40 nacionalidades distintas pueden vender en cualquiera de las cinco webs europeas y la norteamericana. Un ejemplo de cómo la innovación y las nuevas tecnologías también participa en las formas de trabajo más antiguas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here