La transformación digital de Ibercaja y el necesario cambio de mentalidad

ibercaja

“Quien piense que la digitalización de la banca es algo pasajero se equivoca”, reflexionaba José Morales Villarino, director territorial de Ibercaja Madrid, en la apertura de Digital Banking 2016, jornada que ha analizado la relación de los clientes con los bancos ante la ola de la transformación digital, el papel de los nuevos actores en el sector y elementos como el Big Data y las Fintech como protagonistas de esta revolución. En este contexto, Ibercaja ha expuesto el momento que atraviesa en su proceso de digitalización y sus nuevas líneas estratégicas en innovación bancaria.

Tras hacer un recorrido histórico de la entidad financiera y detenerse en anécdotas como que “en los pueblos se pagaban las pensiones en efectivo yendo puerta por puerta”, Morales Villarino se ha preguntado “cuánto queda por recorrer y hasta cuándo durará la transformación digital en los bancos”, donde las aplicaciones y la creación de nuevos modelos financieros juegan cada vez un papel más relevante. Calidad, accesibilidad y facilidad de uso son algunos de los factores que a su juicio están consolidando esta transformación,  “ante la cual superar las expectativas no será suficiente, sino necesario”.

Dentro de su estrategia digital, Ibercaja trabaja en “un nuevo modelo capaz de adaptarse a estas nuevas coordenadas con el único fin de satisfacer al cliente”, en el que destaca mejorar la experiencia en la oficina y fuera de ella, abrir nuevas sedes y contratar a más profesionales en los próximos meses. Leandro Hermida, Managing Director Information Technology de Ibercaja, ha definido el reto digital de la entidad como “la mejor manera de crear nuestra propia ventaja competitiva”. Ante desafíos como fidelizar a clientes “cada vez más exigentes”, competir en un mercado complejo y sacar partido de manera eficiente a la tecnología, Hermida ha destacado los programas MIFID II y PSD 2 como “las mejores fórmulas de innovación que está adoptando el banco”.

Pese a que la banca se asocie aún al modelo tradicional, de oficina y analógico, Hermida ha apuntado que “si algo ha hecho especial a la banca de toda la vida es conocer las circunstancias personales de cada cliente, por lo que debemos enfocar la tecnología a generar esta confianza”. Es por ello que Ibercaja trabaja en tres líneas de transformación: potenciar la innovación, evolucionar en la plataforma de servicios a empresas y generar un cambio de mentalidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here