La RAE e Iberdrola se unen para llevar el diccionario a la web

RAE Iberdrola

La Real Academia Española (RAE) ha admitido la necesidad de utilizar las nuevas tecnologías a favor de la cultura. Por ello, la Fundación Pro-RAE (encargada de llevar a cabo todas las actividades que mejoren a la Real Academia) ha llegado a un acuerdo de colaboración con Iberdrola para que esta patrocine la plataforma digital de la próxima edición del Diccionario de la lengua española, la 24ª desde aquel Diccionario de autoridades (1726-1739). Se convertirá de este modo en la primera edición totalmente concebida de manera digital y dirigida a la web.

“Gracias al hipertexto y la navegabilidad es posible saltar de un término a otro, ir a buscar el significado de una palabra que no entendemos y hemos encontrado en la definición de otra, localizar todas las expresiones complejas que incorporan una determinada palabra, recuperar todas las entradas en las que figura un verbo transitivo, etcétera. En pocas palabras: manejar un diccionario como una base de datos sin necesidad de conocer el lenguaje de interrogación”, explica Darío Villanueva, director de la RAE y vicepresidente de la Fundación Pro-RAE. Con este acuerdo de colaboración, lo que se pretende desde la Real Academia es “conseguir que cada persona que consulte un artículo encuentre la versión que más le guste”. Destacan que el nuevo diccionario se ajusta a todas las necesitades y que “proporciona toda la información que necesita y solo la información que necesita”.

El nuevo diccionario, pensado exclusivamente para la web, tendrá audios con pronunciaciones de palabras, enlaces con los corpus textuales (“para dar ejemplos de uso de una palabra o la frecuencia con que aparece en un país o un tipo de texto determinados”, explica Villanueva), vínculos con otros diccionarios relacionados, con enciclopedias, etc.

Por otro lado, el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, considera que la alianza “pone de relieve la continua adaptación de la institución a los nuevos tiempos y la toma de posición inequívoca en favor de la utilización de las nuevas tecnologías”. Galán afirma que no solo se mira a España con esta modernización de la cultura lingüística, sino que también ha tenido mucho que ver la implantación de la RAE en Latinoamérica. “Es el caso de México, el primer país hispanohablante del mundo, donde Iberdrola es el mayor productor privado de electricidad; Estados Unidos, donde ya hoy más de 41 millones de personas tienen un dominio nativo del español, y en el que nuestra presencia se extiende por 25 estados; y Brasil, donde el español será la segunda lengua en tan solo una década y donde Iberdrola suministra electricidad a 40 millones de personas”, declara, mostrando la relación que tienen las dos instituciones en el continente americano.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here