virus
Estructura atómica del virus del resfriado común / UAM-CBMSO

El fundamento físico por el cual algunos compuestos frenan la infección por el virus resfriado común puede ser la clave para diseñar una nueva estrategia para luchar contra este mal. Así lo ha afirmado un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CBMSO). El estudio ha sido publicado en la revista Nanoscale.

Según este grupo de científicos, es posible diseñar nuevos fármacos antivirales que, al unirse al virus, aumente la rigidez de este. Se trata de un mecanismo físico que no había sido explorado hasta el momento en la lucha contra las enfermedades víricas. El estudio está en la frontera entre la física y la biología y, según ha explicado su director Mauricio G. Mateu, “revelamos una conexión entre rigidificación mecánica de un virus por moléculas que se unen al mismo, e inhibición de la capacidad infectiva del virus”.

Para ello, durante el estudio se ha utilizado un microscopio de fuerzas atómicas, capaz de cuantificar qué efecto tienen estos nuevos fármacos sobre la rigidez mecánica del virus del resfriado común. Los resultados, ha indicado Alejandro Valbuena, otro de los investigadores involucrados en el estudio, “revelaron una excelente correlación cuantitativa entre aumento de rigidez y reducción de infectividad”.

De esta forma, ha concluido Valbuena, “el modelo propuesto para explicar esta relación es que el aumento de rigidez mecánica dificulta la dinámica conformacional del virus en el equilibrio, que es necesaria para que el virus interaccione con otras moléculas durante el proceso de infección y libere su material genético en la célula hospedadora”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here