La innovación en la sanidad pública recibe el impulso de la FIPSE

innovación sanitaria fipse

FIPSE (Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud en España) destinará más de 150.000 euros al estudio de viabilidad de cinco proyectos madrileños de innovación en salud mediante la II Edición de la Convocatoria FIPSE para Financiación de Estudios de Viabilidad de las Innovaciones en Salud 2015. La convocatoria ha concedido ayudas por valor de 483.570 euros para 19 proyectos seleccionados entre los 98 proyectos presentados por hospitales de toda España. Los institutos de innovación sanitaria de Madrid, junto con los andaluces, son los mejor situados en esta convocatoria, con 5 proyectos aprobados por cada Comunidad.

“Proponemos una estrategia de financiación de la innovación segmentada en tres etapas que no persigue otra cosa que convertir el conocimiento en productos y servicios útiles para el sistema de salud, los pacientes y la sociedad en el menor tiempo posible”, ha explicado Alfonso Beltrán, director general de FIPSE. Impacto socioeconómico (que la innovación esté enfocada a resolver o mejorar un problema con incidencia relevante en salud), excelencia científica (que la solvencia científico tecnológica de la innovación esté acreditada siguiendo parámetros internacionales) y viabilidad (que la propuesta innovadora sea viable técnica, económica y comercialmente) son los tres requisitos de FIPSE a la hora de seleccionar proyectos. A su vez, Beltrán ha destacado el “factor compromiso” como clave para que los proyectos se desarrollen con éxito.

Los proyectos que superen esta primera fase y se consideren viables, podrán optar a las ayudas que concede FIPSE para realizar pruebas de concepto previas a su lanzamiento comercial. De resultar positivas, FIPSE seguirá colaborando en los proyectos dándoles soporte gerencial y apoyo en la búsqueda de financiación. “Mientras la primera convocatoria se dirigió exclusivamente a los institutos de investigación sanitaria acreditados por el Instituto de Salud Carlos III, esta segunda se ha abierto a todos los grupos de investigación de los hospitales públicos y se han podido presentar proyectos en colaboración entre varios grupos o entidades de distinta naturaleza”, ha destacado Beltrán.

Respecto al número de solicitudes también ha habido diferencias ya que “en la primera convocatoria se presentaron 30 de las que seleccionamos 10 y en esta segunda se han presentado cerca de 100 de las que hemos seleccionado 18, y en las cuantías asignadas, siendo más variable la asignación entre distintas solicitudes en la segunda debido a que hemos aplicado unos criterios más precisos a la selección de las actuaciones a financiar dentro de cada propuesta”.

Pese a que “la innovación en el ámbito sanitario está viviendo una fase de crecimiento y expansión que es la consecuencia natural y directa de las políticas desarrolladas durante la última década de apoyo y financiación de la investigación en ámbitos sanitarios”, Beltrán ha animado a que para perpetuar el buen camino hay que “mantener las inversiones en investigación y aprovechar bien el conocimiento generado para transferirlo eficientemente a los agentes que puedan ponerlo a disposición de los pacientes y del personal sanitario, que en nuestra sociedad son las empresas del sector, tanto las grandes y tradicionales como las spin off de nueva creación”.

Los proyectos

La Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Gregorio Marañón ha presentado dos proyectos, denominados como las ‘Nuevas indicaciones para el Omeprazol del riñón’ y el ‘Sistema de simulación clínica híbrida (Hybrids)’. La Fundación de Investigación Biomédica del Hospital La Princesa ha propuesta el ‘Desarrollo preclínico del derivado ITH13001 para el tratamiento oral de nueva generación de la Esclerosis Múltiple’, mientras que el Instituto del Hospital Ramón y Cajal para la Investigación Sanitaria (IRYCIS) y la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Universitario 12 de Octubre han presentado el Nuevo arnés ergonómico para la movilización de pacientes’ y el Plan de Empresa para la Puesta en Marcha de una Spin-Off en el Área de Hematología del I+12, respectivamente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here