La ineludible vorágine de la innovación

De izquierda de derecha César Ruiz (Grupo Norte), Daniel Ruiz (BQ), Francisco Milián (DHL) y Roberto Arce. Imagen: Canal Innova
De izquierda de derecha César Ruiz (Grupo Norte), Daniel Ruiz (BQ), Francisco Milián (DHL) y Roberto Arce. Imagen: Canal Innova

La caducidad de los procesos de gestión tradicionales, un empleado que quiere formar parte del éxito y del fracaso de la empresa, con un sentido de pertenencia inaudito, con una formación flexible, menos academicista, global y que aboga por la practicidad… Un entorno cambiante para todos los sectores sin excepción. DHL, BQ y Grupo Norte compartieron hace unos días sus experiencias en este obligado acelerón innovador en una jornada organizada por la plataforma Canal Innova, moderada por el periodista Roberto Arce y celebrada en la sede madrileña del Instituto Cervantes.

Francisco Milián, VP Business Development & Account Management Iberia de DHL Supply Chain explicó como en el gigante logístico van de lo general a lo particular. “Por un lado es importante la innovación en el Grupo, con dos centros, en Europa y Asia, que estudian las tendencias de los usuarios basados en variables económicas y sociales, y cómo la logística del futuro puede cubrir determinadas necesidades. Más en local, trabajamos con los clientes, entendiendo sus planes de negocio y viendo cómo desde la logística les podemos ayudar.

Daniel Ruiz, director de RR.HH de BQ lleva en la compañía desde el principio, algo que considera “una suerte”. Más orgulloso del día a día que del resultado final, Ruiz –que fue atleta olímpico en Atenas y que aplica los valores del deporte a la empresa- considera que pasar de dieciséis a mil empleados ha formado parte de un crecimiento natural fruto de la demanda de los clientes, a quienes han escuchado “por todos los medios”. “Hemos incorporado talento para reforzar áreas poco habituales en estas compañías como el servicio postventa y para desarrollar una tecnología accesible y democratizarla”.

César Ruiz, director general de Desarrollo de Grupo Norte –compañía que organizó la jornada y promotora a su vez de la plataforma Canal Innova- analizaba el crecimiento de la empresa pese a la crisis. “Lo que hemos visto con más claridad es que no podíamos quedarnos quietos. Vendemos servicios, los precios han bajado pero cuando te sientas con los clientes no te dicen que quieran un precio mejor, sino que les aportes valor diferencial. Es entonces cuando nos dimos cuenta de que teníamos que reinventarnos”. Una transformación que no afecta al modelo de negocio como tal pero que sí implica hacer cosas distintas. “Trabajamos mucho la gestión del talento, la incorporación de nuevas tecnologías y la innovación en los procesos”- apuntaba Ruiz, quien recurría a la metáfora, palpable en este caso, del folio en blanco, del traje a medida para cada cliente. “Seguro que fracasaremos más de una vez, pero el mercado se transforma y el futuro está en la innovación. Es un reto difícil y a la vez ilusionante”.

Cambios de calado

Un departamento de I+D o ir más allá e implicar a toda la empresa. Una combinación de las dos piezas parece originar el mecanismo más engrasado. Para Milián es importante la existencia de un área de innovación establecida. “Aunque hay que dejar la posibilidad de innovar a todos los empleados, siempre debe haber alguien con la capacidad de incorporar esas ideas a la compañía”. Los compartimentos están separados por paredes más delgadas en BQ. Como señalaba Daniel Ruiz, “el departamento de RR.HH, al igual que el resto, deben estar alineados en una estrategia común. ¿Por qué una solución de calidad en el departamento de marketing no podría serle útil a Recursos Humanos? Hay que homogenizar sistemas para avanzar con métodos que nos hagan mejores”. Para el representante de Grupo Norte es fundamental que toda la organización esté involucrada. “Aunque tenemos un área de innovación que se encarga de proyectos determinados, en una oferta a un cliente implicamos a todos los que tengan que estar, conformamos un grupo de trabajo específico que aporta ideas. Hay que pensar en innovación desde el presidente hasta el último empleado sin que falle ningún eslabón”-añadía César Ruiz.

Las leyes generacionales y una nueva Educación

Para Milián, las nuevas ideas han de fomentarse desde las escuelas. “En nuestro caso, tenemos muchas personas que están cada día en los almacenes, al lado del cliente, que los escuchan. Tenemos que prestar atención a esas ideas y valorarlas; es fundamental, no solo para innovar sino para mejorar de manera continua”. Pero no siempre es fácil. Según el representante de BQ, “tendemos a penalizar el fracaso en España, y una consecuencia es el miedo a emprender”. Ruiz considera que el cambio debe venir de los colegios y las universidades. “En la compañía trabajamos para no ser esclavos de la tecnología, sino para entenderla y desarrollarla, que niños y jóvenes no perciban la robótica como una herramienta cerrada”. Y la tecnología no debe quedarse en las carreras técnicas. “La tecnología nos ayuda a ver lo mismo desde un punto de vista diferente”.

César Ruiz, director general de Desarrollo de Grupo Norte. Imagen: Canal Innova
César Ruiz, director general de Desarrollo de Grupo Norte. Imagen: Canal Innova

Un camino largo en cuyo recorrido, y según César Ruiz, no tenemos por qué buscarle equivalencias a Silicon Valley. “No tendremos una cultura de la innovación si no empezamos desde el principio, y en eso estamos”, apuntaba el diretivo que, entre otras razones, achaca que ocupemos el lugar 27 del ranking de mundial de la innovación a que ésta no se trabaja apenas en las escuelas. “No tiene que ver con el carácter latino, sino con el fomento de otras cosas”. Una reflexión apoyada por Milián, que fue consciente de la diferencia con otros países de nuestro entorno como becado Erasmus. “El entorno universitario en Reino Unido es muy diferente al español, allí pasábamos más tiempo en el laboratorio que enredados con los libros. Eso ayuda a cambiar mentalidades”. Sin embargo, este modo más ‘práctico’ de proceder empieza a calar en España según Daniel Ruiz. “Los estudiantes en general son mucho más exigentes y van más allá de conformarse con una charla magistral. En ese cambio el papel de las redes ha sido determinante. La democratización del acceso a la formación es un motor para las nuevas generaciones”.

¿Falta personal cualificado?

Según Eurostars, en España esta es la causa por la que en España hay 85.000 puestos de trabajo sin cubrir. Una problemática que el directivo de Grupo Norte ha llevado más lejos. “Mucha gente joven bien formada se marchó y ahora es difícil traerlos de vuelta. Hay que ofrecerles ventajas con las que aquí no contaban pero fuera sí: innovar, investigar, fracasar…Algunas empresas nos piden perfiles muy cualificados y no siempre es fácil conseguirlos; por eso tenemos que crear esos entornos de innovación competitivos que atraigan talento”. En el caso de BQ, se han enfrentado a situaciones particulares de empresas puramente tecnológicas. “En determinados lenguajes y tecnologías hay pocas personas que sepan manejarse y, o los traes aquí o los integras desde fuera. En España no hemos tenido problemas para encontrar gente formada”- añadía Daniel Ruiz, quien considera que las nuevas generaciones no quieren que nadie les marque el itinerario, “ni formativo ni profesional, sino tomar sus propias decisiones… Consideran que la compensación económica es solo una parte de su trabajo; quieren sentirse importantes, aportar”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here