La III Edición de Marcathlón muestra cómo las falsificaciones y su compra reducen la innovación

III Edición de Marcathlón

Con motivo del Día Mundial Antifalsificación, conmemorado en 23 países con diferentes actos, ha tenido lugar en Madrid la III Edición de Marcathlon: “El Recorrido de las Marcas”, impulsado por la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, la Asociación para la Defensa de la Marca (ANDEMA) y el Ayuntamiento de Madrid.

Se trata de un conjunto de actividades, en concreto un maratón y una gincana, celebradas con el objetivo de “concienciar a la sociedad, de manera divertida y a través de juegos y pruebas, de la importancia de la innovación, la marca y el diseño para nuestra economía, así como de la lucha contra las falsificaciones”, según ha manifestado Patricia García, directora general de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). De esta forma, el fin último pasa por recalcar la importancia que tiene el reconocimiento de los derechos de Propiedad Intelectual como generadores de valor para la sociedad y como factor de competitividad para las empresas.

A lo largo de toda la jornada se ha incidido en los efectos negativos que tienen las falsificaciones y se ha apelado a la responsabilidad del consumidor como aspecto clave. Según los organizadores de la III Edición de Marcathlon, este problema lleva asociado la destrucción de puestos de trabajo, la explotación laboral, el tráfico ilícito de personas y el crimen organizado, además de poner en riesgo la salud y seguridad de los ciudadanos y generar daños medioambientales. En este sentido, Escudero ha manifestado que uno de los principales retos está en que “la propiedad industrial tiene que concienciar a la sociedad española de la necesidad de registrar sus activos intangibles (patentes, marcas y diseños industriales) para conseguir una ventaja competitiva y poder internacionalizarse con calidad”.

Otro de los puntos en los que Marcathlón ha puesto el acento, es en cómo las falsificaciones pueden reducir la innovación. Por eso, XXX ha asegurado que “hay que tener en cuenta que las innovaciones no son solo técnicas (Patentes y Modelos de Utilidad), sino que también pueden ser innovaciones estéticas (diseños industriales) e innovaciones respecto a la identidad corporativa (marcas)”.

La falsificación en cifras

La mercancía falsa intervenida en 2015 por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y por la Agencia Estatal de Administración Tributaria habría alcanzado en el mercado un valor aproximado de 900 millones de euros, triplicando las cifras de 2014. En total, se persiguieron 1.545 delitos y faltas

Por sectores, los más afectados han sido el textil (22,8%), y el de la electrónica y maquinaria (11,7%). Y por comunidades autónomas, Andalucía, Cataluña y Madrid lideran las intervenciones policiales por falsificaciones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here