De izquierda a derecha, Don Leonel y Jordi Roca.

Jordi Roca, el famoso repostero catalán de El Celler de Can Roca, ha viajado a República Dominicana para conocer a los pequeños productores de cacao apoyados por la Fundación Microfinanzas BBVA. Hace más de un año comenzó su viaje en busca del mejor cacao del mundo, aventura que lo ha llevado a zonas como la Amazonia, o a países como Colombia, Perú y Ecuador.

El pastelero, que en 2014 fue reconocido como el mejor del mundo por la revista Restaurant, ha aterrizado en el país caribeño donde ha conocido a productores como Don Leonel, un hombre que lleva toda su vida dedicado al cacao. Pasó de ayudar en la plantación de sus padres a comprar su propia parcela hace 40 años. Hoy lidera la producción orgánica de cacao en su zona con el apoyo de Banco Adopem, la entidad dominicana de la Fundación Microfinanzas BBVA.

Te puede interesar leer: Música con sabor y platos con sonido, el nuevo invento de El Celler de Can Roca

República Dominicana es el primer productor de cacao orgánico de la región y el octavo en el mundo. El país cuenta con 400.000 productores de cacao, de los cuales el 16,5 % cultiva cacao orgánico. En América Latina, el 90 % de la producción de cacao está en manos de pequeños productores con menos de cinco hectáreas, según datos de la Iniciativa Latinoamericana del Cacao (ILAC), del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

Uno de los principales problemas que enfrentan estos productores son los bajos niveles de productividad por la falta de recursos, de acuerdo con el Ministerio de Agricultura de aquel país. “De los 400.000 emprendedores de bajos ingresos a los que atendemos, 1.500 son productores de cacao. Además de los clientes de crédito, el 62 % son mujeres, el 42 % vive en entorno rural y el 58 % solo tiene educación primaria”, ha afirmado la presidenta de Banco Adopem, Mercedes Canalda.

Con viajes como este, en busca del origen del chocolate, el repostero que debutó en Netflix en 2018 en un episodio de Chef’s Table, busca dar más visibilidad a los pequeños productores. “Hay que darles la importancia que merecen, especialmente cuando en la mayoría de los casos, el cacao es la oportunidad que tienen para salir adelante y dar un futuro mejor a los suyos”, ha asegurado. Roca impartió además una conferencia en el Ministerio de Relaciones Exteriores para estudiantes de gastronomía y prensa, y recorrió varia zonas del país para conocer la realidad de los pequeños productores y agricultores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here