Santander
#11f

Isabel Celaá: “El futuro nos exige una mayor ambición educativa”

La ministra de Educación y Formación Profesional presenta la iniciativa ‘Niñas en pie de ciencia’ para impulsar las vocaciones en carreras STEAM
celaa steam
La ministra Isabel Celaá en la presentación de 'Niñas en pie de ciencia'. (Imagen: Ministerio de Educación y Formación Profesional)
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Isabel Celaá, ministra de Educación y Formación Profesional, ha presentado “un proyecto absolutamente clave para lograr una España mucho más justa e igualitaria”. Se trata de ‘Niñas en pie de Ciencia', una iniciativa que busca sumar esfuerzos, buscar sinergias e impulsar proyectos que contribuyan a configurar un sistema educativo y formativo que elimine estereotipos de género asociados vocaciones STEAM.

Según Celaá, gracias a la ciencia, hoy tenemos esperanza. “Gracias a la ciencia, el sufrimiento humano, desde la actuación más simple como la extracción de una muela o la desaparición de la tuberculosis, nos ha permitido restar sufrimiento a la humanidad. La ciencia necesita todo el talento. Para ello, es fundamental que niños y niñas, hombres y mujeres, en pie de igualdad total, real, se acerquen a la investigación y la innovación para hacer de España un mundo más habitable”.

Para ello, se necesita crear conocimiento para poder aplicarlo. Se necesita más investigación y desarrollo para una mayor prosperidad social y económica. “Por eso mismo, por ser una gran tarea, no podemos desarrollarla en solitario. Solo a través de una gran alianza [casi 50 entidades se han sumado al proyecto], de la colaboración entre administraciones públicas, empresas, fundaciones, agentes sociales, asociaciones y medios de comunicación, podremos llegar a conseguir nuestro objetivo, que no es otro que impulsar las vocaciones STEAM en todo el alumnado”, ha asegurado.

“La participación de mujeres en carreras STEAM es preocupantemente escasa”

La ministra considerado que es importante que las niñas y jóvenes se tienen que sumergir en las matemáticas, la física, la ingeniería, como lo hicieron otras antecesoras, bien temprano. Los problemas están a la vista: en Europa, el 58 % de las empresas que quieren contratar especialistas digitales declaran tener dificultades para ello, y el 78 % de las empresas indican, como principal barrera para nuevas inversiones, la falta de capacidades adecuadas. Pero estos datos, ademas, contratan con la baja participación de niñas y jóvenes en estas disciplinas. “Una participación preocupantemente escasa”, ha subrayado.

Sin embargo, "parece haber una esperanza abierta entre el profesorado de Bachillerato de ciencias y tecnología, según afirman, donde las mujeres, las jóvenes, representan al 47 % del alumnado”. Pero esa esperanza parece desvanecerse de nuevo en las enseñanzas de formación profesional, donde la presencia femenina es menor en todas las familias profesionales vinculadas a disciplinas STEAM, y es especialmente baja en familias profesionales como informática y comunicaciones con un 11,4 %.

Y en los grados y máster universitarios la situación es similar. Pocas jóvenes cursando carreras relacionadas con la ingeniera, industria y construcción: apenas un 28,5 %. En informática, un 12,9 %.

“Debido a estas enormes disparidades de género en disciplinas STEAM –ha afirmado–, organismos nacionales e internacionales estamos subrayando la necesidad de aunar esfuerzos para abordar los estereotipos y prejuicios basados en el género. Nuestro objetivo es, obviamente, mejorar la participación de las mujeres en estos estudios. Las disciplinas STEAM son la base que sustenta la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y la formación de estas materias proporciona, a quienes las estudian, los conocimientos, habilidades, aptitudes y conductas necesarias para crear sociedades inclusivas y sostenibles”.

Principales objetivos de ‘Niñas en pie de ciencia’

Entre los objetivos de la alianza cabe destacar, en primer lugar, la necesidad reforzar la cooperación y la colaboración institucional en el ámbito STEAM con comunidades autónomas, con otros ministerios y otras entidades del sector público, pero también con entidades privadas del tercer sector y otros agentes sociales. En segundo lugar, incrementear el número de alumnas que eligen materias o disciplinas STEAM en la ESO, Bachillerato, Formación Profesional y universidades. Y, por último, visibilizar las contribuciones de las mujeres en estos ámbitos.

Así, junto con medidas orientadas a cambiar los estereotipos y representaciones culturales de las mujeres y de los ámbitos STEAM, desde el Ministerio van a impulsar medidas dirigidas específicamente a facilitar el empoderamiento de las niñas y las jóvenes en estos ámbitos. 

De hecho, Celaá ha subrayado la creación de un sello de calidad que se entregará a las empresas y entidades del tercer sector y a centros educativos. Además, habrá un programa de orientación profesional, también centrado en las vocaciones STEAM, que “rompe las barreras de género”, así como la convocatoria de proyectos STEAM para centros educativos de Infantil, Primaria, institutos de Educación Secundaria Obligatoria y centros de Formación Profesional.

“El futuro que nos depara la transición ecológica y digital de la economía nos exige sin duda una mirada nueva. Una mayor ambición educativa. Por eso, desde el ministerio estamos embarcados en reformas estructurales para hacer que nuestra escuela sirva a la sociedad del siglo XXI y para que la Formación Profesional se convierta en una opción de éxito individual y colectivo, social, y que haga realidad el nuevo modelo económico basado en el conocimiento y el talento que nuestro país necesita”, ha declarado. 

Mayor peso de las referentes

“Y en este círculo virtuoso, consideramos fundamental que las niñas y jóvenes tengan referentes de mujeres científicas en las que puedan inspirarse y sentirse identificadas. Que conozcan que Andrea Ghez ganó el Nobel de Física de 2020 o que Emmanuelle Charpentier ganó el año pasado el de Química. Y que ya Trótula de Salerno fue una médica ilustre en el siglo XI y autora de un tratado de medicina. O que Adoración Ruiz fue la primera mujer licenciada en ciencias exactas de Física en 1900". 

La alianza, según Celaá nace como una estrategia esencial que va a contribuir a configurar un sistema educativo y formativo capaz de afrontar con vigor la revolución digital, científica y tecnológica en la que estamos inmersos. “Libre, libres ya, de condicionamiento por razones de género”.

La ministra ha terminado su presentación con una frase de Emily Dickinson: “Las mujeres ignoramos nuestra verdadera estatura hasta que nos ponemos en pie”. Y Celaá ha añadido: “El día que las mujeres puedan aportar por igual a la ciencia, sin duda, el mundo será mejor. Porque el país necesita de la fuerza y la potencia transformadora de esta”. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Suscribete a nuestra newsletter semanal