[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]
isa muguruza
Isa Muguruza. (Imagen extraída de la página web de la ilustradora)

Isa Muguruza: “Nunca pensé que mi cuenta de Instagram se convertiría en algo profesional”

La ilustradora ha reflexionado en el Día Mundial de Internet sobre cómo la Red ha democratizado el mundo del arte

Durante su etapa en la universidad, Isa Muguruza sentía la necesidad de mostrar los trabajos que hacía, no solo a sus profesores y compañeros de clase. “Necesitaba enseñar mi arte al mundo”, recuerda. Si bien es cierto que la ilustradora es una nativa digital, hace siete años, cuando comenzaba a dar forma en las aulas al estilo colorido que hoy protagoniza su obra, las redes sociales no tenían la importancia actual. Con tan solo 25 años, Isa Muguruza se ha convertido en una de las ilustradoras emergentes de referencia en España, tanto del presente, porque está la vanguardia de los cambios que se producen en el sector, como del futuro –su edad evidencia que aún le aguarda a una larga trayectoria profesional–.

Además de a sus manos, el secreto de su éxito se lo debe a Internet. “Nunca pensé que mi cuenta de Instagram se convertiría en algo profesional”, reconocía ayer Muguruza en un encuentro organizado por el Senado en el marco del Día Mundial de Internet. El arte ha cambiado gracias a la Red y la pandemia es un fiel reflejo de ello. “Hace no muchos años, para que un artista diese a conocer sus trabajos necesitaba de los medios de comunicación, las revistas y los periódicos. Internet ha sido para nosotros un canal de visibilidad primordial”, sostiene Isa Muguruza.

Los logros conseguidos por la ilustradora en muy poco tiempo –ha colaborado con marcas como Netflix, Vogue, Glamour Magazine o Flying Tiger, entre otras– sitúan lejos aquellos días en los que publicaba sus primeros trabajos en páginas como Devianart o Behance, aunque lo cierto es que no ha pasado tanto tiempo. En esta última consiguió su primer trabajo sin haber acabado la carrera. “Mi obra ha emergido gracias a las redes sociales”, valora Muguruza, cuyo perfil de Instagram tiene más de 128.000 seguidores.

[Te puede interesar: ‘Voces que cuentan’, mucho más que una novela gráfica feminista]

“Las redes sociales son una lanzadera de artistas”

Así las define la ilustradora, que admite de la complejidad del mundo al que pertenece. “Los que usamos estas plataformas nos revalorizamos. Si no existieran, el mercado hubiese sido más duro con nosotros”. Aunque no todo lo que brilla es oro. Si bien Internet ha democratizado el arte, también ha dotado de exigencia al sector. “Tenemos que estar en constante movimiento e interactuar con nuestro público. El porfolio en Internet tiene que estar constantemente vivo”, apunta Isa Muguruza.

El arte digital ha sumido a los artistas en un proceso de creación constante. “Generamos más imágenes de las que somos capaces de consumir. Cada día tenemos que subir una ilustración”, expone la artista, que no conforme con haber sido partícipe de los cambios los ha hecho suyos. “Al princioio dibujaba a rotulador, lápiz y boli. Tuve que reciclarme para hacerlo en la tableta. De esta manera sí pude llegar a mi meta de subir una ilustración diaria”.

Muguruza asume que el trabajo de un artista ya no consiste solo en dibujar, pintar o diseñar. “Tenemos que gestionar nuestra propia imagen de marca. Le dedico muchas horas a esto a lo largo del día”, confiesa. Esta especie de empresa personal que han de liderar los artistas supone un riesgo para los más clásicos o de la old school. Los galeristas y comisarios de arte se han dado cuenta del cambio de paradigma y prestan cada vez más atención a Internet. “Antes el artista exponía en una galería y luego subía su obra a Internet; esto ha empezado a cambiar y ahora es al contrario”, explica Isa Muguruza, que pide para esta nueva década un deseo: “Ojalá sepamos formar a las nuevas generaciones para que usen internet como una herramienta de creación”.

Últimas noticias

Relacionadas

Anuario de la Innovación en España 2020