Del prototipo a la fábrica: el plan de IQS Tech Factory para las startups industriales

IQS Next Tech
Imagen de las diez startups participantes en la primera edición de IQS Next Tech durante el Demo Day_IQS Tech Factory.

IQS Tech Factory, el centro de emprendimiento de IQS y la primera aceleradora industrial de España, ha lanzado su segunda edición de IQS Next Tech, programa de aceleración para startups industriales de España, que este año contará con el apoyo de ACCIÓ de la Generalitat de Catalunya. La aceleradora ha iniciado la búsqueda para encontrar a diez startups de base científico-técnica y, a diferencia de la edición anterior, tendrá una duración de seis meses y ofrecerá un programa que permitirá a las startups trabajar en cada una de las fases de desarrollo y creación de una primera serie de producción.

“Cataluña juega una baza importante en el sector industrial y las startups aportan diferenciación e innovación. Por ello en esta edición hemos puesto especial énfasis en que ningún proyecto se quede estancado y que los prototipos se conviertan en realidad”, explica a este medio Oriol Pascual, director de IQS Tech Factory. En este sentido, el centro busca apoyar a la nueva generación de startups industriales de Europa, y seleccionará durante los próximos meses a 10 empresas que hayan desarrollado un producto físico y cuyo siguiente reto sea una primera serie de producción. Estas deberán pertenecer a los siguientes sectores: Técnicas Industriales Avanzadas, Automatización, Energía y Medio Ambiente, Alimentación, Nuevos Materiales, Ciencias de la Vida, Wearables y Deportes. Además, deberán contar con un equipo, una tecnología propietaria y un prototipo funcional.

Para conseguirlo, los emprendedores contarán con sesiones individuales con expertos procedentes de empresas industriales con una amplia experiencia en el mercado, que les guiarán y asesorarán desde el inicio de la cadena de valor del desarrollo de sus productos hasta lograr todos los requisitos necesarios para la industrialización final de su tecnología. “La colaboración con empresas industriales establecidas y expertos del sector es un factor clave para el éxito de las startups”, comenta Pascual, que subraya la importancia de la reciprocidad entre emprendedores y empresas. “Para las empresas, la innovación de las startups es un valor diferencial, y para las startups la experiencia de las empresas les aporta una visión que antes no tenían”.

Durante este proceso las startups trabajarán en la conceptualización y el desarrollo de su prototipo, definiendo los requisitos necesarios para su diseño, implementación y fabricación, junto a profesionales de departamentos de producción de distintas empresas industriales. Además, también contarán con el apoyo de más de 15 mentores especializados en diferentes ámbitos de la industria, como Isabel Amat, directora de Innovación de Reig Jofre, Silvia Moriana, directora de Innovación de Médicos Sin Fronteras, o Edouard Rozan, director de Onboard Ventures.

DE BARCELONA A BOSTON
Tras los seis meses de aceleración, los proyectos emprendedores llegarán a la final del programa, en la que tendrán la oportunidad de presentar la evolución de sus innovadoras tecnologías, ante inversores y partners potenciales. Un jurado formado por actores destacados del sector industrial será el encargado de elegir a la startup industrial más prometedora de IQS Next Tech 2018, que viajará a Boston para participar en el programa de inmersión Richi Social Entrepreneurs, organizado por la Richi Childhood Cancer Foundation. Las startups industriales podrán aplicar para participar en IQS Next Tech hasta el próximo 31 de mayo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here