Inteligencia económica: al servicio de la innovación y la ciberseguridad

ciberseguridad

Impulsar la innovación y una mayor seguridad ante posibles ciberataques mediante la aplicación de la inteligencia económica, es el objetivo de uno de los nuevos programas formativos de postgrado de la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE. El curso analiza un fenómeno creciente de la mano de las nuevas tecnologías como es el de las ciberamenazas, que también abre un nuevo y amplio nicho de mercado.

Sólo a lo largo de 2016, España tuvo que hacer frente a más de 105.000 ciberataques, lo que supuso el doble que el año anterior y cinco veces más que en 2014. Cada año, por lo tanto, estas cifras se multiplican. Sin embargo, la realidad podría ser aún más preocupante ya que, como ha afirmado el profesor experto en ciberseguridad de la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE, Mikel Rufián, “aún existe la llamada cifra negra’, es decir, la relación entre ciberincidentes realmente cometidos y los efectivamente detectados y notificados. Por lo tanto, es probable que la cifra real española sea aproximadamente el doble de la registrada”.

El ciberespionaje político e industrial constituye la mayor amenaza y, según ha resaltado Rufián, ha estado dirigido “a los sistemas de información de las corporaciones industriales, empresas de Defensa, alta tecnología, automoción, transportes, instituciones de investigación y Administraciones Públicas”. Así, la necesidad de un ciberespacio seguro es, a su juicio, “posiblemente el mayor desafío al que se enfrenta España” y su tejido empresarial.

Por todo ello, este profesor ha abogado por “implantar un nuevo modelo de ciberseguridad preventiva en sustitución del tradicional, reactivo y obsoleto”. En este sentido, considera “indispensable” una mayor presencia de analistas de contrainteligencia en las empresas y organizaciones para “valorar, integrar, analizar e interpretar información del ciberespacio para su conversión en conocimiento”.

Oportunidad de negocio

Si bien los ciberataques son un riesgo para la seguridad de las empresas, también abren un nuevo nicho de mercado. Según Mikel Rufián, el sector de la ciberseguridad presenta una facturación mundial de 62.540 millones de euros, con una previsión de aumento de la demanda que alcanzará los 79.292 millones de euros en 2018”.

En España, ha apuntado, “la facturación total del sector de la ciberseguridad fue de 598,2 millones de euros” y hasta 2019, las perspectivas son de un crecimiento del 10,3% anual. No obstante, y a pesar de este panorama, este experto ha alertado de la “escasez de profesionales nacionales cualificados” en un sector que ha calificado como “uno de los más dinámicos” en los próximos años.

Para paliar esta situación, la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE lanza en mayo un Postgrado de Inteligencia Económica y Seguridad (PIES). Dirigido a directivos y profesionales del ámbito de la empresa, Rufián ha destacado que su fin último es “concienciar de que la aplicación de la Inteligencia Económica al sector privado se ha consolidado como la herramienta de gestión más eficaz para garantizar la innovación de las organizaciones, reduciendo el nivel de incertidumbre y apoyando la óptima toma de decisiones”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here