Inerco energia

La compañía sevillana Inerco ha llegado a un acuerdo con la empresa sueca SaltX Technology para desarrollar una serie de tecnologías de almacenamiento termoquímico de energía que hagan que, además de aportar rentabilidad, permitan la descarbonización de la industria en el futuro. De momento, el primer paso será la construcción de una planta piloto durante el año 2020 que tendrá una potencia de cinco megavatios.

Según el director general de Inerco, Pedro Marín,el futuro del sector energético requerirá, sin lugar a dudas, el uso de soluciones de almacenamiento de energía robustas y eficientes, para ser integradas con fuentes de generación convencionales y renovables”. De ahí la creación de este sistema de almacenamiento termoquímico que, como explican desde la compañía, “empleará materiales sometidos a un proceso patentado de nano-revestimiento”. Además, “será diseñado para almacenar energía procedente de fuentes renovables en períodos de baja demanda eléctrica o del calor residual de diferentes procesos industriales”.

[Lea también: Inerco Open Innovation busca las mejores ideas aplicadas al desarrollo industrial sostenible]

El propio Marín ha asegurado que las soluciones de SaltX presentan ventajas respecto a otras alternativas de almacenamiento que hacen uso de sales fundidas, hormigón o baterías electroquímicas, “debido a sus mejores propiedades de capacidad energética, seguridad y facilidad de manejo”. Del mismo modo, está nueva tecnología “descargará energía en forma de calor a alta temperatura [vapor para generación de electricidad o para uso directo en la industria] en períodos de mayor demanda energética”. 

Una alianza con Inerco reforzará el posicionamiento de SaltX en el mercado de almacenamiento térmico de energía. Nuestro modelo se centra en la venta de sus propios desarrollos tecnológicos para que se integren en soluciones de almacenamiento de energía y es importante encontrar el socio idóneo que realice dicha integración en cada aplicación concreta”, ha declarado Carl-Johan Linér, director general de SaltX.

Por último, desde Inerco explican que “la disponibilidad de esta tecnología facilitará tanto la flexibilidad operativa de centros de generación convencionales, como la mayor penetración de fuentes de energía renovable”. Asimismo, las dos empresas han acordado también un plan de negocio para la comercialización de esta tecnología a nivel internacional. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here