De Cádiz a Reino Unido: el East Anglia One recibe la subestación ‘Andalucía II’

Andalucía II, desarrollada por Iberdrola, es “la mayor subestación marina en corriente alterna construida en el mundo”

Iberdrola East Anglia One Andalucia II

El East Anglia One, el proyecto del “parque eólico marino más grande del mundo” –que ocupará lo mismo que 30.000 campos de fútbol y dará electricidad a medio millón de hogares–, situado en aguas inglesas, está esperando la llegada de la subestación Andalucía II. “Se espera que llegue a su destino en un plazo aproximado de tres días, dependiendo de las condiciones meteorológicas, en los que recorrerá  los 2.468 kilómetros que separan la bahía de Cádiz de su emplazamiento en el Reino Unido, de tal forma que podría estar instalada en el parque eólico de Iberdrola a finales de agosto o principios de septiembre”, indican.

Así, durante los próximos meses, se procederá a la instalación en el emplazamiento del resto de componentes del parque, entre ellos las estructuras tipo jackets y los pilotes, antes de la colocación de los aerogeneradores. La subestación marina Andalucía II es “el núcleo central del parque eólico que promovemos en aguas británicas”, explican, y su función consiste en recoger la electricidad producida por los aerogeneradores y transformar la tensión de 66 kilovatios (kV) a 220 kV. Posteriormente, la electricidad se transmite por el cable marino hasta tierra, minimizando las pérdidas de potencia en su recorrido.

[Los cimientos del parque eólico marino “más grande del mundo”]

Andalucía II es “la mayor subestación marina en corriente alterna construida en el mundo”, aseguran, e incluye innovaciones de diseño planteadas por Iberdrola, con las que se ha conseguido una estructura más compacta (3.900 toneladas) con el fin de permitir su instalación por un barco especializado en el sector de eólica marina.

El parque East Anglia One, que entrará en operación en 2020, se ha convertido, según Iberdrola, en “uno de los principales tractores económicos para empresas españoles y determinados sectores, como el naval”. El proyecto, el segundo entre Navantia e Iberdrola, tras el éxito de Wikinger, da continuidad al empleo de las dos compañías en sus respectivas instalaciones, ya que está generando 1.000.000 de horas de trabajo, con 800 empleos creados de media y picos de ocupación de hasta 1.300 personas. Además, al igual que ocurrió con el proyecto Wikinger, numerosas empresas locales se están viendo beneficiadas con este contrato.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here