[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

Antecursor I: el robot que inspecciona las infraestructuras eléctricas

Este proyecto de Iberdrola y Arbórea Intellbird, gracias al 5G, permite llevar las exploraciones que hace a cualquier parte en tiempo real
robot iberdrola

Un robot es capaz de inspeccionar las infraestructuras eléctricas de Iberdrola gracias al 5G, haciendo que sus exploraciones lleguen a cualquier parte del mundo en tiempo real. Bautizado como Antecursor I por Arbórea Intellbird, una compañía acelerada por la empresa energética a través de Perseo, el robot tiene el objetivo de mejorar la eficiencia de mantenimiento, que ahora será predictivo y automático, además de digital.

El Antecursor I, cuyo nombre proviene de las tropas de élite de la Antigua Roma que preparaban el terreno para las legiones, se dedicará a mantener las subestaciones transformadoras y mejorar la seguridad de los trabajadores. Su movimiento, explican, está basado en las estrategias de caza de la gineta, un animal nocturno que puebla los encinares y que es capaz de desplazarse con precisión en la oscuridad.

Así, el robot detecta, de forma automática, las partes críticas de las infraestructuras eléctricas, obteniendo una gran cantidad de datos con sensores de alta resolución de imágenes termográficas. Posteriormente, esos datos se envían mediante 5G a las instalaciones de Arbórea en el Parque Científico de la Universidad de Salamanca, concretamente aa su torre de control virtual. 

Del mismo modo, el robot de Iberdrola, gracias a los datos aportados, permitirá que desde esta torre se pueda construir un gemelo digital de las infraestructuras, cuantificando anomalías y posibles problemas. Cabe destacar que la red 5G, proporcionada por Orange, permite también en caso de necesidad, “tomar el control manual del robot -que hace su recorrido de manera autónoma- en directo”, especifican.

Por todo ello, ya no hará falta trasladarse al terreno para evaluar daños, provocando inseguridades. Ahora, el robot Antecursor I detectará fallos de forma automática cada vez que surja una emergencia o de forma preventiva en misiones de mantenimiento.

El papel de Arbórea y su robot

Este proyecto de Iberdrola no hubiera sido posible sin Arbórea Intellbird que, como se ha citado anteriormente, estuvo en el fondo Perseo durante ocho años. De hecho, destacan que el robot es el resultado de “combinar la experiencia de Iberdrola en la operación y mantenimiento de la red de distribución eléctrica, con los procedimientos y herramientas de inspección digital de la empresa salmantina Arbórea”.

La compañía, que lleva diez años creando iniciativas de supervisión de infraestructuras, ya ha trabajado en grandes parques eólicos marinos, también de Iberdrola. De hecho, para sus procesos utiliza la tecnología biomimética, que se inspira en diseños o mecanismos de la naturaleza. 

Aseguran que, en los últimos años, los drones de Arbórea han auditado en profundidad más de 4.500 palas de parques eólicos terrestres de Iberdrola Renovables en España, Portugal y México. “Esta plataforma de inspección ha creado gemelos digitales de estas miles de palas, lo que ha permitido reducir considerablemente los gastos de mantenimiento de Iberdrola al ayudar a discriminar de manera eficiente aquellas palas en peor estado”, aseguran desde la compañía.

Recomendadas