La agricultura inteligente florece en Aragón

Ibercaja, en colaboración con Microsoft Azure, pone en marcha un proyecto de gestión inteligente basada en la nube para mejorar la agricultura y la sostenibilidad

Ibercaja agricultura inteligente

Ibercaja, consciente de la realidad actual del mundo, ha puesto en marcha un proyecto para que los agricultores españoles puedan mejorar y crecer sus cultivos gracias a la llamada agricultura inteligente. La entidad, con la colaboración de Microsoft, a través de Microsoft Azure, pretende que las nuevas tecnologías, más sostenibles, arraiguen en varias explotaciones agrícolas de Aragón –territorio de implantación tradicional de Ibercaja, como han remarcado ellos mismos– y que, si tiene éxito, se vaya ampliando a otras regiones de nuestro país.

El proyecto tiene por objetivo instalar diferentes tipos de dispositivos inteligentes en el terreno, como sensores, que permitan que se pueda analizar los datos extraídos en la nube de Microsoft Azure. Con ello, quieren proporcionar a los productores una mayor trazabilidad de su explotación ya que les permite conocer el momento óptimo para sembrar, regar, fertilizar o cosechar. Como explican desde Microsoft, “la información acerca del estado de los cultivos se obtiene en tiempo real y de forma motorizada y analiza la evolución de los indicadores establecidos, como temperatura ambiental y del suelo, humedad del suelo, presión atmosférica, vigor de la planta, precipitaciones registradas en el terreno, velocidad del viento, para facilitar la toma de decisiones en cada uno de los momentos del ciclo productivo”.

“Todo ello –explican–, unido a la posibilidad que ofrece este sistema innovador de manejar de forma remota estas variables, proporciona a los agricultores una mayor eficiencia en sus explotaciones lo que les permitirá un mayor desarrollo de su negocio y contribuirá a mejorar el tejido productivo en el territorio”.

De este modo, los agricultores aragoneses podrán, según Ibercaja, “realizar un consumo más eficiente de los recursos naturales, en especial del agua, un bien escaso que requiere una concienciación de toda la sociedad para hacer un uso optimizado, tanto por parte de los productores como de los consumidores”. Esto último se encuadra dentro de uno de los principales propósitos del proyecto: “aportar una mayor eficiencia a las explotaciones, atendiendo al compromiso que mantenemos con el medio ambiente, por lo que nos enmarcamos en las directrices establecidas por la Política Agraria Común y los mercados agroalimentarios”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here