Ibercaja-Microsoft: adaptación, cambio y un nuevo “business as usual”

De izquierda a derecha Tiago Monteiro (Microsoft), Nacho Torre (Ibercaja), Ana Alonso (Microsoft) y Leandro Hermida (Ibercaja) esta mañana en Madrid
De izquierda a derecha Tiago Monteiro (Microsoft), Nacho Torre (Ibercaja), Ana Alonso (Microsoft) y Leandro Hermida (Ibercaja) esta mañana en Madrid

Hace 140 años Graham Bell hacía la primera llamada de teléfono y, “mes arriba, mes abajo”, nacía lo que hoy es Ibercaja. La efeméride tecnológica ha servido a Nacho Torre, director de Marketing y Estrategia Digital de la entidad aragonesa para ejemplificar como, desde entonces, finanzas e innovación han transitado crisis y revoluciones. Lo han hecho más o menos juntas, pero no revueltas; hasta hoy.

Tras la debacle de la última ‘depresión’, fechada cada vez con mayor homogeneidad entre 2008 y 2014, el bancario fue uno de los sectores que antes entendió que transformarse no era opcional. Para no hacerlo con la lengua fuera y multiplicar las bondades del mundo digital, en Ibercaja eligieron como compañero de viaje a Microsoft y en mayo de 2016 tenía lugar la confirmación de este matrimonio virtual. Hoy siguen felizmente casados y ambas compañías han expuesto en Madrid un primer balance de su relación.

¿Qué buenas noticias ha traído hasta la fecha la alianza con el gigante tecnológico? “Acortar plazos, mayor eficacia, más eficiencia y poder pensar a lo grande”, explicaba Torre, quien ha insistido en el cliente como el eje sobre el que gira esta apuesta estratégica. “Se habla mucho de customer centric; nosotros preferimos hacerlo de customer first”. El punto de partida incluía fortalezas que a su vez han permitido a la entidad soportar con cierta firmeza las complejidades de un contexto que ahora empieza a soltar lastre. “Somos el banco más recomendado por sus clientes, con un liderazgo regional y una expansión consolidada o un buen modelo de asesoramiento así como con capacidades sólidas en la gestión del crédito”- añadía Torre.

El gran reto inicial era el desarrollo de la nueva app móvil. Cinco meses después, en un tiempo record, el proyecto era una realidad. Una agilidad lograda a base de dar forma a un ecosistema capitaneado por Microsoft e Ibercaja pero en el que partners habituales de la entidad, startups o freelances han contribuido de forma decidida. Desde su puesta en marcha en agosto de 2016, el resto de variables que testan la buena salud digital del banco han mejorado. Así, el número de usuarios de este canal se ha incrementado en un 85% y se han doblado las operaciones por usuario en banca móvil.

Si Torre ponía el foco en el feedback con el cliente, Leandro Hermida, director de Tecnología y Sistemas de Ibercaja, ha explicado cómo estos procesos ganan complejidad cuando han de involucrar a toda una organización y se remontaba a diciembre de 2015 para fechar el momento en el que la entidad aragonesa se tiraba a la piscina, sin mucho tiempo que perder, y aunando la reflexión y la acción. “No queríamos que fuera un proyecto puntual vinculado sólo al marketing, sino una apuesta 100% Ibercaja”, explicaba Hermida. “Pretendíamos cambiar de forma gradual, desde dentro de la organización, e incorporar apoyos externos. No sólo había que innovar en tecnología, sino también en el modelo de negocio”.

A los hitos logrados junto a Microsoft mencionados por Torre, el directivo añadía la definición y el despliegue de una nueva forma de trabajar, “más ágil y flexible”, la puesta en macha de una nueva plataforma de micro-servicios donde incorporar este tipo de avances, la puesta en valor de datos transaccionales o la actualización de la infraestructura, incluyendo el puesto de trabajo. “Microsoft nos ha dado una visión completa de la transformación tecnológica que ha permitido enganchar a toda la organización y crear el convencimiento en el cambio”.

Iberfabric, Ibercaja Agile, Iberdata, una mayor atención de la Inteligencia Artificial, omnicanalidad… Nombres propios a los próximos retos que mantendrán o verán incrementada la justificación del pacto con la tecnológica. Un acuerdo que, según Ana Alonso, directora de Grandes Empresas de Microsoft, supone uno de los partnership de Microsoft más relevantes a nivel mundial en el sector financiero. “El éxito de nuestros clientes es nuestro éxito”, declaraba Alonso.

Otros agentes del engranaje

Entre los protagonistas del entorno colaborativo que ha propiciado la dupla Ibercaja-Microsoft también se encuentran startups como la aragonesa BitBrain, experta en neurotecnología, o el estudio Torres Burriel, especialista en experiencia de cliente, ambas fundamentales en el diseño de la nueva aplicación. Además, Nacho Torre destaca el papel de algunos freelance. Es el caso de las metodologías ágiles de Teresa Oliver (Skok) o el diseño gráfico aplicado a prototipos creado por Cynthia Gálvez.

El apoyo de Ibercaja a los emprendedores queda patente en otras iniciativas como el acuerdo con Hiberus Tecnología como partner estratégico de La Terminal de eTOPIA_, el espacio de incubación y aceleración empresarial del Ayuntamiento de Zaragoza, o el programa Emplea-T y Emprende.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here