El geoflifo descubierto con tecnología de IBM. Foto: IBM Research

Un equipo de investigadores dirigido por el profesor Masato Sakai de la Universidad de Yamagata ha descubierto 142 nuevos geoglifos, que representan personas, animales y otros seres, en las Líneas de Nazca, en Perú. 

Los geoglifos, ubicados principalmente en el oeste de las Líneas de Nazca, fueron identificados a través del trabajo de campo y el análisis de datos 3D. Los expertos creen que fueron creados entre 100 a.C. y 300 d.C. 

A estos se suma un nuevo geoglifo, el 143, descubierto gracias al desarrollo de un modelo de inteligencia artificial de la empresa IBM Japón, resultado de un estudio realizado con la universidad entre 2018 y 2019.  

El primer geoglifo descubierto con IA es un humanoide sobre dos pies, descubierto en un trabajo de campo en 2019, en el oeste de las Líneas de Nazca. Se trata de una figura relativamente pequeña, de unos cinco metros de diámetro. Los expertos creen que fue creado durante el período inicial de Nazca. La figura estaba situada cerca de un sendero, por lo que es probable que se utilizara como una especie de poste indicador. 

La plataforma de aprendizaje profundo, IBM Watson Machine Learning Accelerator, con la que fue descubierta esta figura “se trata de un software en un sistema de supercomputación entrenado para descubrir imágenes difíciles de ver por el ojo humano debido a la gran cantidad de ruido que hay en las imágenes tomadas (otras carreteras, caminos)”, han explicado desde IBM. Las imágenes fueron tomadas por satélites y drones.

Los investigadores trabajan desde 2004 las Líneas de Nazca, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1994. Además de identificar estos geoglifos, han llevado a cabo actividades para preservar este sitio, dañado por la expansión de las zonas urbanas.

El humanoide identificado con inteligencia artificial. Foto: IBM Research

A partir de este estudio, la Universidad de Yagamata ha firmado un acuerdo académico de dos años para colaborar con IBM Research y aprovechar sus iniciativas para analizar grandes y complejos conjuntos de datos con IA, como la teledetección y los datos geográficos. En el futuro, los investigadores profundizarán en la distribución de los geoglifos con la tecnología IBM PAIRS Geoscope, una plataforma de IA del Centro de Investigación Thomas J. Watson de IBM, para analizar datos espacio-temporales 3D. 

Además, los investigadores pretenden producir un mapa de localización basado en los resultados del trabajo de campo. Se espera que esta tecnología y estos esfuerzos promuevan la comprensión de todas las Líneas de Nazca como un todo, y aceleren la investigación para comprender con precisión la distribución de los geoglifos y poder trabajar en su protección.

Los geoglifos

Las líneas se extienden por un área de unos 500 kilómetros cuadrados. Cuando fueron reconocidas como Patrimonio de la Humanidad solo se habían identificado unos 30 geoglifos que representaban flora, fauna y otros objetos. Pero desde 2004, esta universidad japonesa ha analizado imágenes satelitales y realizado trabajos de campo para aclarar la distribución de las líneas en la zona y para estudiar las alfarerías encontradas en los geoglifos. En 2015, los expertos identificaron más de 40 geoglifos biomórficos. 

Estos representan personas y muchos animales diferentes (incluyendo aves, monos, peces, serpientes, zorros, felinos y camellos). Todas estas figuras fueron creadas removiendo las piedras negras que cubren la tierra, exponiendo así la arena blanca debajo.

Los geoglifos se clasifican en dos tipos principales, dependiendo de si fueron hechos removiendo piedras para formar líneas (tipo A) o para formar superficies de color sólido (tipo B). Los de tipo A son generalmente grandes (más de 50 metros de ancho), mientras que la mayoría de los de tipo B son de menos de 50 metros.

De los geoglifos recientemente identificados, el más largo era de más de 100 metros de ancho, mientras que el más pequeño estaba por debajo de los cinco metros. 

Los de tipo A datan de relativamente más tarde y probablemente se crearon en el periodo de la Nazca Temprana (100 a.C. a 300 d.C.). Los de tipo B se produjeron al menos durante el período inicial de Nazca (alrededor de 100 a.C. a 100 d.C.).  

Los de tipo A fueron creados como lugares para practicar rituales, y los de tipo B fueron diseñados para ser vistos, al lado de senderos o en pendientes inclinadas. El humanoide encontrado pertenece a esta categoría.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here