Cuando era una niña le gustaba el ruido del modem al conectarse a Internet o pasar las horas mirado cómo su padre trabajaba en el ordenador. Tras estudiar Ingeniería Informática en la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Laura González empezó a combinar la parte más techie de su formación con un creciente interés por las redes sociales, el SEO, la analítica…Un máster en comunicación online y social media en la misma UPV la llevaron a trabajar en una agencia de publicidad antes de pasar casi tres años gestionando la web del Palau de les Arts Reina Sofía. “Aprendí muchísimo, pero siempre he llevado dentro el gusanillo de emprender, así que decidí dejarlo todo y lanzarme al vacío”.

Y es que aquella joven fan de la informática también soñaba con ser tomatera y tener su propia tienda. No iba del todo desencaminada. Cuando se conocieron, González y su socio, el biólogo Felipe Fontanet, empezaron a buscar resquicios poco explotados en el mercado. HOMY JUNGLE nace como startup que aglutina los intereses de ambos. Es ciencia y salud, pero también decoración; llama al compromiso y a la sostenibilidad sin descartar la parte que la propuesta tiene de hobby.

“Vamos mucho más allá de lo que las tiendas online de plantas ofrecen en otros países. Me atrevería a decir que somos los primeros y únicos con un servicio completo alrededor de la planta como el que estamos ofreciendo”. Laura González habla de los distintos estados por los que pasa un cliente de HOMY JUNGLE: desde la asesoría en la elección de la planta más adecuada según nuestros intereses, a la información en tiempo real sobre si es hora de regarla, abonarla o trasplantarla. La empresa ofrece además el ‘gabinete’ online del de Dr. Plant, que resolverá las dudas si algo no va bien. 

Creen que es el momento para un proyecto como el que tienen entre manos. “La tecnología es un medio estupendo para llegar a la gente joven –y no tan joven- y crear una nueva conexión con las plantas, acorde a los tiempos que vivimos”, señala Laura González, que defiende el papel que puede jugar HOMY JUNGLE en entornos urbanos, donde se está perdiendo el contacto con la naturaleza. “Tener plantas en casa tiene efectos muy beneficiosos para la salud pues mejoran la calidad del aire que respiramos”.    

Laura González y su socio, Felipe Fontanet.

La startup se ha propuesto por tanto recuperar sanas costumbres, aunque con una nueva mirada. “Mi abuela tenía un patio lleno de macetas a las que cuidaba con mimo, pero a un buen porcentaje de los integrantes de las nuevas generaciones ni se les pasa por la cabeza tener una planta en casa. Es una responsabilidad más que no casa bien con el estrés del día a día. Ahora queremos rescatar la tradición de nuestros padres y abuelos para que la juventud pierda el miedo a que las plantas se mueran: estaremos detrás para resolver cada duda y para avisar de todos los cuidados”. 

Acaban de empezar y la emprendedora asegura que sus expectativas se han visto superadas con creces. “Nuestro objetivo es que nos conozcan y trabajar con el feedback de los clientes para seguir mejorando al máximo nuestros productos y servicios”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here