HAWC observa por primera vez la luz de rayos gamma de los chorros de un microcuasar

Observatorio ubicado en México

High-Altitude Water Cherenkov Gamma-Ray Observatory (HAWC)

El trabajo continuo durante tres años del observatorio de rayos gamma High-Altitude Water Cherenkov Gamma-Ray Observatory (HAWC), ubicado en México, ha permitido descubrir un objeto exótico de la galaxia: el microcuasar llamado SS433. Se trata de un sistema de dos objetos astronómicos compuesto por un agujero negro de origen estelar, que interactúa y absorbe (destruye) a otra estrella.

Cuando el agujero negro está devorando a la estrella compañera, emite potentes chorros de plasma (jets) que se mueven a velocidades muy altas (en este caso 1/4 de la velocidad de la luz en el vacio) y se expelen de manera bipolar.

En estos jets se da una emisión de rayos gamma de muy alta energía que solo un centro como el HAWC puede observar, indicando que los jets de microcuasares son aceleradores de partículas de alta energía en nuestra galaxia.

Este logro, la observación por primera vez de la luz de rayos gamma de los chorros del microcuasar, ha sido publicado en la revista científica Nature.

La Universidad de Guadalajara participa en los orígenes de la llamada Astronomía de Multimensajeros, ya que graduados de este centro colaboran activamente con el HAWC. Es el caso del doctor Eduardo de la Fuente Acosta, quien asegura que con este descubrimiento se están generando conocimientos de ciencia básica que responden a preguntas fundamentales.

“El impacto a la ciencia aplicada aún no se puede medir, pero sería un análogo al descubrimiento de la gravedad –ha asegurado-. Cuando Newton la descubre, no tuvo impacto; siglos después, es fundamental para la humanidad”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here