Hallan el primer tratamiento eficaz para el síndrome de Down

Primer tratamiento eficaz para el sindrome de Down

Un compuesto presente en el té verde, la epigalocatequina galato, junto con un protocolo de estimulación cognitiva, puede mejorar algunas capacidades intelectuales en las personas con síndrome de Down y puede modificar la excitabilidad y la conectividad funcional de su cerebro. Así lo ha demostrado un equipo de científicos liderados por los doctores Rafael de la Torre del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) y Mara Dierssen del Centro de Regulación Genómica (CRG).

El hallazgo es fruto de un largo proceso conjunto de investigación básica, farmacológica y clínica y supone un gran logro para el colectivo de personas con síndrome de Down y sus familiares ya que, como ha explicado la doctora Mara Dierssen, “es la primera vez que un tratamiento demuestra alguna eficacia en la mejora de la función cognitiva en personas con este síndrome”.

El estudio se ha realizado analizando a 84 personas con síndrome de Down de entre 16 y 34 años, a quienes se ha aplicado un tratamiento que combina “un extracto de té verde cuyo principio activo principal es la epigalocatequina galato y un protocolo de estimulación cognitiva administrado a través de una plataforma telemática”, según ha confirmado el doctor Rafael de la Torre.

Como resultado, estas personas han mejorado sus puntaciones en memoria de reconocimiento visual, atención, así como autocontrol y comportamiento adaptativo o autonomía y que estos cambios se correlacionarían con cambios biológicos en su conectividad cerebral. Es decir, que “el tratamiento ha dado muestras de eficacia en la mejora del rendimiento cognitivo de los participantes y abre las puertas a que un síndrome considerado huérfano de tratamiento no lo sea y que otros tratamientos se añadan”, ha añadido el doctor.

En cualquier caso, ha recalcado de la Torre, esto no significa que el Síndrome de Down tenga solución ya que “es discutible si hay que curar el síndrome de Down, algunos no lo consideran una enfermedad”. No obstante, ha manifestado que, gracias a este avance, se puede mejorar la calidad de vida de estas personas “lo que podemos hacer es mejorar aspectos relacionados con el síndrome como es la discapacidad intelectual, para mejorar su calidad de vida y su integración en la sociedad”.

Según la Organización Mundial de la Salud el síndrome de Down afecta aproximadamente a una de cada 1.000 personas en el mundo y es la causa más común de discapacidad intelectual de origen genético. Está causado por una trisomía en el cromosoma 21, es decir, que las personas con este síndrome cuentan con tres copias y no dos de este cromosoma.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here