Grupo ACS es seleccionado para ampliar una autopista en Florida por 132 millones de euros

La constructora española se adjudica la construcción a través de Prince Contracting, subsidiaria de Dragados

La constructora española Grupo ACS ha sido seleccionada por el Departamento de Transporte de Florida (FDOT, por sus siglas en inglés) para adjudicarse el diseño y construcción de la ampliación de la autopista I-95, en los condados de Broward y Palm Beach, en Florida (Estados Unidos), a través de Prince Contracting, subsidiaria de Dragados.

El proyecto consiste en la tercera fase del programa I-95 Express de 46.7 kilómetros que irá desde Stirling Road, en el condado de Broward, hasta Linton Bulevar, en el condado de Palm Beach. El objetivo es mejorar la movilidad, aliviar la congestión de tráfico, aumentar los servicios, ofrecer opciones adicionales de viaje, mejorar las rutas de evacuación de emergencia y el sistema de conectividad entre varios centros urbanos e industriales al norte de la ciudad de Fort Lauderdale.

Este es el tercer tramo consecutivo de la I-95 que es adjudicado a Prince en los últimos 3 años, que está construyendo el tramo 3A-2 y el tramo 3B-1, sumando por los tres 366 millones de euros. Además de estos, la constructora estadounidense está construyendo la ampliación de la SR 821 (HEFT) por un valor de 128 millones de euros para el FDOT, al sur de la ciudad de Miramar Parkwar, en los condados de Miami-Dade y Broward.

La firma Prince Contracting, adquirida por Dragados en 2014, está especializada en contratos de infraestructuras de transporte –construcción y diseño– en proyectos de los estados de Florida y Georgia.

Por su parte, Dragados es una empresa de construcción española creada en 1941 y que en 2002 pasó a formar parte del grupo ACS, constructora que confirmó la semana pasada que estudia la creación de una filial para el desarrollo de activos de energías renovables y sacarla a cotizar a Bolsa con un valor estimado de 2.000 millones.

ACS fue seleccionada en febrero para la construcción del proyecto de nuevo túnel y viaductos en la I-64 Hampton Roads por un importe de 3.000 millones de euros, que constituye el mayor proyecto de infraestructuras en la historia de Virginia.

Asimismo, el Gobierno canadiense le adjudico en julio el contrato de concesión del nuevo puente Gordie Howe, que conectará las ciudades de Detroit, en Estados Unidos, y Windsor, en Canadá, así como los pasos fronterizos asociados al puente, a través de sus filiales ACS Infrastructure (Iridium) y Dragados. Dicha infraestructura contará con 6 carriles y su vano principal será el más largo de Norteamérica, con más de 850 metros y sin pilas en el agua.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here