Gomins, juegos y psicología

Gomins es el nombre del marciano protagonista de un producto que mezcla la psicología con los videojuegos. Enmarcado dentro del proyecto del Centro Álava Reyes (en colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid), Gomins evalúa los aspectos emocionales de niños de 4 a 12 años, siempre bajo la supervisión de sus padres.

El videojuego tiene como trama una aventura espacial en la que un marciano se pierde por estar distraído. Todo lo que deber hacer a lo largo del videojuego es ir avanzando por pequeñas etapas buscando al resto de sus compañeros de los que se perdió. Hay fases del juego que están orientadas a la continuidad y a que el niño se implique en el videojuego, y luego otras en las que, sin que el niño lo sepa, se evalúan aspectos de su inteligencia emocional. Innovaspain.com ha tenido la oportunidad de hablar con Daniel Peña, director de I+D del Grupo Álava Reyes, que asegura que “lo que hemos intentado es que el usuario note continuidad en lo que esté jugando y que, por otro lado, esas ‘tareas’ nos permitan interpretar y medir su inteligencia emocional”.

Se registra todo lo que el niño hace: sus respuestas, las decisiones que toma cuando hay cierta ambigüedad, si puede hacer lo mismo de maneras distintas, etc. “Todo ello se registra, y a través de toda la lógica y de todos los algoritmos que creamos con en su momento con la Universidad, se generan puntuaciones en cada una de las áreas”. Estas áreas son: Tolerancia a la frustración (Peña cree que “todos los padres la echan de menos”), Control de impulsos, Reconocimiento de emociones, Autocontrol emocional y Solución de conflictos o Asertividad de los problemas sociales.

Existen tres posibilidades cuando un niño termina el juego. Si la puntuación está en la media, o no tiene ninguna peculiaridad, lo que hace la aplicación es sugerir a los padres pequeñas pistas sobre cómo interactuar con el niño para que éste pueda desarrollar más habilidades. Así, se les sugiere aplicaciones que ya están dentro de la aplicación de los padres (Gomins Viewers for Parents). Si el niño tiene una puntuación especialmente buena se les sugiere actividades específicas un poco más avanzadas. Y por último, en un caso especial donde no se consigue la suficiente puntuación, hay una doble comprobación. “Se les dirige a los padres, dentro de la aplicación, a un pequeño cuestionario hecho por los psicólogos clínicos del Centro en el que se evalúa en profundidad si realmente hay un problema con el niño. Cuando se completa el cuestionario y hay una coincidencia entre lo que aparecía en el videojuego (los resultados) y lo que responden los padres se les manda una alerta y se les dirige a la página del Centro Álava Reyes para que decidan si quieren una consulta o no” explica Peña, que puntualiza además “Gomins y este Centro están separados hasta cierto punto”, por lo que no hay beneficio tácito entre ambas partes.

Se empezó a comercializar en abril de 2015, y piensan trasladarlo a aulas de diferentes colegios (ya están en sus primeras pruebas) y mejorar el producto para edades en las que no llama tanto la atención su diseño, esto es, niños de entre 9 y 12 años.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here