Gobernabilidad democrática frente a corrupción, tema de la próxima Cumbre de las Américas

Foto oficial de la 47 Asamblea General de la OEA
Foto oficial de la 47 Asamblea General de la OEA

La VIII Cumbre de las Américas, que se celebrará en Lima (Perú), en abril de 2018, tendrá como centro de los debates el tema ‘Gobernabilidad democrática frente a la corrupción’. Así lo ha anunciado el ministro de Relaciones Exteriores peruano, Ricardo Luna, en el marco de la 47 Asamblea General de la OEA que se desarrolla en Cancún (México).

Luna, que ha adelantado esta información en la primera reunión ministerial del Grupo de Revisión e Implementación de Cumbres (GRIC), ha asegurado que la preparación para la próxima Cumbre es una oportunidad para “reflexionar sobre la gobernabilidad democrática y cómo ésta se ve afectada por la corrupción”, y para “evaluar medidas concretas para combatir la impunidad a través de la cooperación regional”.

El canciller peruano ha propuesto complementar y reforzar los mecanismos e instrumentos con los que ya cuenta el sistema interamericano, como la Convención Interamericana contra la Corrupción (CICC) y su mecanismo de seguimiento (MESISIC). Perú, según sus palabras, “va a trabajar y desplegar esfuerzos con la colaboración de todos los países del Hemisferio para que la Cumbre de Lima contribuya a fortalecer los mecanismos existentes, haciéndolos más eficaces y, de ser el caso, institucionalizar aquellos nuevos que hagan falta ante este desafío fundamental.”

Por su parte, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, ha destacado que la cumbre del próximo año representa una oportunidad para acordar, “al más alto nivel, aquellas acciones que guíen a nuestra región por el camino de consolidar, en la realidad diaria, los valores y principios que la unen en términos de democracia y derechos humanos”.

“Nuestra región se encuentra en un momento clave para su futuro, como resultado de las amenazas a la gobernabilidad democrática, ya sea por la corrupción que corroe desde adentro a las instituciones en varios países, o por el vaciamiento de las mismas, producto de un autoritarismo que cercena las libertades y garantías individuales de la ciudadanía, como la actual situación venezolana”, ha añadido.

La sede de la próxima Cumbre de las Américas, reunión periódica de los jefes de Estado y de gobierno de los países del Hemisferio, fue establecida en su séptima edición, que se desarrolló en Panamá en 2015.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here