Gio Zarrari: "Vivimos un momento muy delicado para ser adolescente"

gio zarrari el fin de la ansiedad niños adolescentes salud mental
Gio Zarrari, autor del libro. Imagen: Vergara.

Si sumamos su pagina web, su canal de YouTube y los perfiles en redes sociales, Gio Zarrari (Vitoria, 1978) reúne a una comunidad de más de cien mil personas hablando y aprendiendo acerca de la ansiedad y sus derivadas. Aunque estudió ingeniería informática –“un as en la manga que quizá algún día tenga que utilizar”- la publicación de ‘El fin de la ansiedad’ (Vergara) trastocó todos los planes después de sumar más de treinta mil lectores. “Lo escribí a raíz de mucha investigación y en base a mi propia experiencia, errores y aciertos”, explica al otro lado del teléfono Sergio González de Zárate Pérez de Arrilucea, nombre real del autor.

Gio Zarrari sufrió un trastorno de ansiedad que estalló en su etapa universitaria, pero que arrastraba desde la adolescencia. “Con ayuda psicológica y lo que estudié por mi cuenta comencé a darle la vuelta al problema. Me veo reflejado en muchos de los comentarios que recibo de lectores o seguidores así que, en los libros, los vídeos o los talleres -ejerce como coach- trato de exponer esas situaciones de una manera más cercana, lejos de la frialdad habitual. Intento ayudar a comprender el trastorno de ansiedad. La salud mental, pese a su prevalencia, sigue muy estigmatizada, La gente calla, oculta, se automedica… Es un grave problema”.

Su nuevo libro es “El fin de la ansiedad en niños y adolescentes” (Vergara), un trabajo que asumió en el marco de pandemia y que llega en un momento lamentablemente idóneo. Publicado a primeros del mes de junio, el último “Barómetro Juvenil. Salud y Bienestar”, de Fundación Mutua Madrileña y Fundación FAD Juventud confirma las peores sospechas después de entrevistar a 1.500 jóvenes de entre 15 y 29 años.

Según el informe, la percepción que los jóvenes españoles tienen de su salud física y mental es peor que hace cinco años. Más de la mitad de los jóvenes (56,4%) considera que ha sufrido algún problema de salud mental en el último año, si bien casi la mitad de ellos (49%) no pidió ayuda profesional. En el plano físico, la percepción de buena o muy buena salud se reduce de un 86,7% a un 54% con respecto al primer barómetro de 2017.

“Recibía cada vez más dudas y comentarios de padres y tutores acerca de los problemas de ansiedad, miedo y estrés de sus hijos. No tenían información a mano para esos momentos en los que toda ayuda es bien recibida. Así que me puse manos a la obra para detallar los elementos que generan esos problemas y comprender determinadas señales para que no vayan a más”, detalla Gio Zarrari. “También ofrezco pautas para comunicarnos con ellos y acompañarlos. El objetivo es que sufran menos y formar un equipo. No es un libro teórico, sino práctico”.

El experto ha ido un paso más allá en su análisis. “Todos conocemos ejemplos de niños que son tratados como adultos. Eso lleva a que algunas de sus preocupaciones o comentarios recurrentes los tomemos a la ligera”, explica. El libro pretende ayudar a entender mejor cómo funciona su cerebro en la primera y segunda infancia, y después en la adolescencia. Etapas en las que son más maleables.  

“Una buena educación les ayuda a superar la ansiedad y los padres, por su parte, tienen una nueva herramienta a su alcance”. El autor llama a no pasar por alto determinadas señales que alertan de un posible trastorno de ansiedad. “Cambios de humor o en su forma de actuar; preocupación por el futuro o la aparición de miedos específicos, a la oscuridad o al agua, por ejemplo. También síntomas físicos como dolores de cabeza o taquicardias”.

En todo caso, Gio Zarrari recalca que el primer paso siempre debe ser acudir a un profesional médico. “El libro es solo un complemento. El médico determinará si es o no un problema de ansiedad, su grado y tratamiento. Y cuanto antes nos pongamos en sus manos, mejor”, afirma. Zarrari indica que mucha ansiedad es generada por el propio miedo a no saber qué nos pasa. “Pensamos que algo va fatal y eso va a más. Es un círculo vicioso que tiende a ganar en complejidad y a agravarse.

La publicación se convierte así en una guía rápida de los distintos principales tipos de ansiedad, miedos y estrés asociados a cada etapa de su desarrollo cerebral. “Por ejemplo, un padre no tiene por qué saber qué es el mutismo selectivo o por qué la sobreprotección ante un temor es contraproducente. En el libro encontrará información y pautas”.

La llegada del COVID-19 ha agravado problemas latentes y ha hecho surgir muchos otros. ¿Hasta dónde sufrirán sus consecuencias niños y adolescentes? “En el caso de los niños más pequeños todo dependerá de la situación que hayan vivido en casa. Si han tenido el afecto y la estimulación (en forma de juego y aprendizaje) suficientes, no debería haber grandes problemas”.

“Otra cosa son los adolescentes, cuya principal necesidad es la comunicación social”, asegura Gio Zarrari. “En la etapa de la vida en la que pasamos de niños a adultos anhelamos sentirnos integrados en un grupo. La pandemia les ha hecho mucho daño. Durante lo peor de la emergencia se han comunicado a través de las redes sociales, que no sustituyes a la comunicación social, más bien al contrario: son dañinas, y lo único que incentivan es el 'enganche', sin considerar implicaciones a nivel psicológico. Después la crisis económica, la guerra, la incertidumbre… es un momento delicado para ser adolescente”.  

Otras noticias