Con la colaboración de
Institución Educativa Sek

Gamificación para derribar las barreras de alumnos con necesidades educativas especiales

El proyecto ‘Breaking Barriers’, impulsado por Smile and Learn en colaboración con una empresa turca, fue premiado por la Comisión Europea
Con 'Breaking Barriers', la plataforma Smile and Learn quiere facilitar el aprendizaje a alumnos con necesidades educativas especiales.
Con 'Breaking Barriers', la plataforma Smile and Learn quiere facilitar el aprendizaje a alumnos con necesidades educativas especiales.

‘Breaking Barriers’ es el proyecto que firma la startup educativa Smile and Learn y cuyo nombre revela la razón de ser de esta idea. Reducir los obstáculos que se encuentran los alumnos con Necesidades Educativas Especiales (NEE) en su proceso de aprendizaje. Echando mano de nuevas tecnologías como la gamificación de los contenidos, el proyecto potencia las herramientas de accesibilidad dentro de la propia plataforma de Smile and Learn.

Con ayuda de la empresa turca Sestek, ‘Breaking Barriers’ ha sido uno de los ganadores del programa Eurostars de la Comisión Europea. Un empujón para la iniciativa que aspira a ser “líder mundial como plataforma educativa personalizable para alumnos con NEE”, asegura Víctor Sánchez, CEO y fundador de Smile and Learn. Según estiman, la plataforma podría llegar a “más de un millón de alumnos con estas necesidades en más de 50 países”.

Si bien las aspiraciones se enmarcan a cinco años vista, en la actualidad “cientos de miles de alumnos” en más de 3.500 colegios de 20 países usan Smile and Learn. Y hasta 400 centros de Educación Especial ya la utilizan.

Por su parte, Breaking Barriers aún está en fase beta. “Hasta la fecha, las actividades puestas a disposición de estos centros, incluyen propuestas adecuadas para la intervención en niños y niñas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) o con Discapacidad Intelectual. Con contenidos más accesibles y explícitos y diferentes opciones de personalización para ajustarse mejor a las competencias individuales”, se encarga de explicar Guadalupe Montero de Espinosa Espino, Directora de Necesidades Educativas Especiales en Smile and Learn.

Pensada para su utilización en un rango de edad de 3 a 12 años, la plataforma con el nuevo proyecto podría ser usada por alumnos que superasen esta edad.

Un catálogo que trasciende el cole

Actualmente, la plataforma cuenta con más de 7.500 contenidos. Número que parece quedarse corto para el profesorado según transmite a Montero de Espinosa: “nos piden ampliar las colecciones de materiales actuales. Quieren cubrir más objetivos educativos y ampliar su utilización en las distintas áreas de intervención escolar”.

De momento, aparte de las actividades y contenidos que se ciñen a la clase, están aquellos extracurriculares. Desde ejercicios para el desarrollo de habilidades cognitivas hasta socio-emocionales para que adquieran competencias con las que consigan relacionarse “satisfactoriamente” con su entorno.

Montero de Espinosa precisa que, no obstante, unas y otras se complementan. “Disponer de todos los recursos en una misma plataforma facilita la creación de rutas de aprendizaje”. Lo que ella denomina “una intervención global que aúna todos los contenidos necesarios en un mismo lugar”.

Cubre así la necesidad de que haya  materiales didácticos que se ajusten a los intereses de alumnado de mayor edad. “Este no se identifica con ilustraciones infantiles y pide contenidos visualmente más ‘adultos”.

También se ha hecho caso a las peticiones de la comunidad educativa. Y, como resultado, hay opciones de personalización de las tipografías (“pudiendo emplear letra mayúscula o minúscula”), pictogramas o un modo de juego tranquilo que elimina tiempos límite. Cuando se pueden establecer parámetros en función de las necesidades del alumnado, “mejora su experiencia de aprendizaje”, concluye la directora de NEE de Smile and Learn.

Mayor personalización

Si bien todo lo anterior es parte de Smile and Learn, Breaking Barriers aspira a ser una plataforma inclusiva. “Desde nuestros inicios estamos trabajando en que todos nuestros contenidos educativos sean inclusivos”, reconoce Montero de Espinosa. E integraría todos los tipos de accesibilidad.

“Actualmente ya están implementadas algunas mejoras para favorecer la accesibilidad cognitiva como las vistas pictográficas de la pantalla de los mundos. En su versión infantil y adolescente o el modo de lectura con pictogramas en muchos de los cuentos existentes”, recuerda.

De momento se están acometiendo mejoras en el recomendador inteligente, entre otras. En este caso, busca que reconozca mejor las “características concretas del alumnado con NEE”. Y “próximamente” estará la posibilidad del reconocimiento de voz, que permitirá navegar por la plataforma con la voz. O bien el Voice Activity Detector que facilitará su uso mediante la emisión de “cualquier sonido” para seleccionar la opción que se desee.

Montero de Espinosa no se olvida tampoco del profesorado. “Somos conscientes del poco tiempo disponible para la creación de recursos específicos”, asume. Y la personalización del contenido en estas rutas didácticas cubriría ese vacío de tiempo. “Queremos que facilite la selección de los recursos más apropiados entre las más de 7.500 propuestas que contiene nuestra plataforma”, finaliza.

Deja un comentario

Recomendadas