Foro Latibex señala 2017 como punto de inflexión para la economía de Latinoamérica

Participantes en el discurso inaugural del XVIII Foro Latibex
Participantes en el discurso inaugural del XVIII Foro Latibex

Tras “el peor comportamiento macroeconómico desde 2009”, Latinoamérica “muestra síntomas de haber tocado fondo y promete cierta mejora en el año próximo”. Según ha señalado el presidente de BME, Antonio Zoido, en el discurso inaugural del XVIII Foro Latibex, “que esta tendencia se consolide dependerá de la habilidad para combinar reformas estructurales y políticas que suavicen los ajustes necesarios”. “El mayor reto queda en el fomento de las infraestructuras, la educación o la llamada brecha digital”, ha añadido.

“Recientes estimaciones del FMI señalan que Iberoamérica se contraerá un 0,6% en 2016, aunque pronostican un cambio de tendencia en 2017, que registrará un crecimiento de PIB regional del 1,6% –ha continuado Zoido en su intervención-. Son estimaciones que han precisado dos revisiones a la baja este año y se sitúan en un entorno global de recuperación precaria”.

Coincidiendo con lo señalado por organismos especializados en la región, el presidente de BME cree que la clave pasa por “contar con un sistema financiero más inclusivo y profundo”. Es necesario “acometer reformas basadas en el uso de una regulación y supervisión adecuadas, que promuevan los derechos de los inversores y la correcta divulgación de la información y otras políticas que aumenten el tamaño del mercado de valores”.

Punto de inflexión
La decimoctava edición del Foro Latibex ha vuelto a reunir, en Madrid, a más de 30 de las mayores empresas de Iberoamérica y España, con más de 250 inversores, analistas e intermediarios de toda Europa para que durante dos días (jueves y viernes) profundicen en las perspectivas de sus negocios en la región. Está organizado por Bolsas y Mercados Españoles (BME), con el respaldo de Deloitte y Santander, entre otros patrocinadores.

“América Latina está en un punto de inflexión”, ha señalado en esta jornada el consejero ejecutivo de BBVA, José Manuel González-Páramo. Dos factores explican, a su modo de ver, este cambio de tendencia: la mayor contribución del sector externo, beneficiado por las fuertes depreciaciones del tipo de cambio en los últimos dos años y el gradual aumento de precio de las principales materias primas de exportación; y el impulso de la inversión privada y los planes de inversión pública en infraestructuras en países como Argentina, Perú o Colombia.

“Son buenas noticias que nos hacen entrar bien en 2017, eso sí con una heterogeneidad grande entre países”, ha añadio. Los países que forman parte de la Alianza del Pacífico (México, Perú, Colombia y Chile) están creciendo ya a tasas de entre el 2% y el 2,5% en conjunto, con políticas moderadas y predecibles, comentó. Pero también empiezan a verse señales positivas en Brasil o Argentina.

González-Páramo, que dirige el área de economía global, regulación y relaciones institucionales en BBVA, ha señalado que todavía es difícil valorar el impacto que tendrá en América Latina el cambio de gobierno en Estados Unidos. A su juicio, dependerá en parte de la postura de la nueva administración sobre los acuerdos comerciales. En este sentido, ha expresado su confianza en que valore que México es un mercado complementario en sectores clave para la economía estadounidense como el automotriz.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here