Un exoesqueleto ligero, asequible económicamente y fácil de usar. Esta es la propuesta de Able Human Motion, startup que restaura la capacidad de caminar de personas con lesión medular de forma natural e intuitiva. Aunque inicialmente el exoesqueleto ha estado pensado para este tipo de lesiones, "lo vamos a desarrollar también para pacientes que han tenido un ictus", adelanta a Innovaspain Anna Mas, Project Manager de la empresa.

Con un ligero movimiento, el dispositivo detecta la intención final y permite que los usuarios puedan caminar. "Los dispositivos que hay en el mercado son voluminosos y requieren de la supervisión de un profesional clínico. Queríamos terminar con estas dificultades", expone Mas. El objetivo es ofrecer un producto pequeño, ligero y con un coste que ronde los 20.000 euros, frente a los 100.000 que suelen alcanzar actualmente en el mercado.

[Te puede interesar: El exoesqueleto que reduce las lesiones de rodilla en los esquiadores]

En torno a septiembre y octubre de este año Able Human Motion comenzará la validación clínica del dispositivo y su adaptación. "Las primeras ventas esperamos que sean en el 2021", predice la Project Manager. En la startup, aunque suene a evidencia, la investigación es una parte fundamental de su proceso de innovación: explorar ideas disruptivas, construir las primeras pruebas de concepto y generar evidencia clínica está entre sus objetivos.

"Nuestra estrecha relación con el Laboratorio de Ingeniería Biomecánica de la UPC (Universidad Politécnica de Cataluña) nos permite ir más allá de lo que parece posible, implicando a investigadores y beneficiándose de instalaciones y equipos de última generación", cuentan desde la startup.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here