Daniel Jiménez, director de Vodafone Business en España, en la presentación del estudio sobre digitalización.

Si bien los planes para poner en marcha iniciativas de digitalización crecen en todas las empresas frente a años anteriores, la asignación de presupuesto para las mismas decrece en 15 puntos en profesionales y pequeñas empresas (entre 1 y 9 empleados), en 5 puntos en pymes (entre 10 y 99 empleados) y en 16 puntos en grandes empresas (más de 100 empleados).

Así queda reflejado en el III Estudio sobre el estado de digitalización de las empresas y administraciones públicas españolas que ha realizado el Observatorio Vodafone. Dicho informe se ha realizado analizando a más de 2.600 empresas de todos los tamaños (desde autónomos hasta grandes corporaciones) y a 398 administraciones públicas (central, autonómicas y locales).

Preocupados por la digitalización

Los resultados obtenidos muestran que las empresas españolas están preocupadas por la evolución de su sector, la captación de nuevos clientes o la propia rentabilidad de su negocio. Sin embargo, cuando se les realiza la pregunta en sugerido, la preocupación por la digitalización es elevada, y crece comparativamente con 2017. 

En una escala sobre diez, los profesionales y pequeñas empresas tienen una media de preocupación de 6,3 puntos frente al 6,0 de 2017; este porcentaje en pymes es de 6,8 y en las grandes empresas es de 7,3. El índice, por tanto, se incrementa conforme la compañía tiene mayor número de empleados. Y, aunque desde 2017 los planes de digitalización crecen, el presupuesto para la ejecución de los mismos decrece en todos los segmentos, como ya se ha señalado.

A medias

La mayoría de las empresas, independientemente del segmento al que pertenecen, se autoperciben en el grupo intermedio, (“hemos iniciado el proceso, pero nos queda mucho”). Por su parte, el segmento de microempresas, en las que el proceso es más lento, un 32 % de aquellas consideran que están en el nivel básico.

También más de la mitad de las empresas estudiadas, al margen de su tamaño, coinciden en que el mayor beneficio que obtienen al digitalizarse es un incremento de la eficiencia en los procesos y una reducción de gastos y tiempo. Y también consideran que es una forma de mejorar la relación con los clientes.

En el sector público

Por otra parte, la digitalización continúa siendo la mayor preocupación entre las instituciones públicas españolas, especialmente en los ayuntamientos de capitales de provincia. La conectividad a internet, sin fallos en el sistema, es el segundo problema más mencionado en el estudio de Vodafone. Aspectos como contar con personal cualificado, la situación económica general del país y la administración electrónica adquieren algo más de visibilidad respecto a 2017.

Además, la inversión en digitalización sigue creciendo año tras año en el sector público. Más de un 90 % de las administraciones han invertido en digitalización en los últimos dos años. El 52 % de las mismas tiene desarrollado un plan de digitalización y un 53 % cuenta con un presupuesto específico para esta tarea.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here