España presenta en la Bienal de Londres a Santander en el año 2100

Santander 2100 InMedia

Aunque lo parezca, no es fácil imaginar cómo puede ser una ciudad en el futuro. Muchos factores han de ser tenidos en cuenta, y si, por ejemplo, Blade Runner mostraba que los coches podrían volar en el año 2019, no parece cercano el momento en el que se haga realidad. ¿O sí? En la Bienal del Diseño de Londres, un grupo de instituciones españolas ha llevado el proyecto “VRPolis. Diving into the future”, una iniciativa que muestra, a través de realidad virtual, cómo sería Santander en el año 2100.

Creado por la compañía DímeloaMí, junto con InMedia Studio, Viesgo, el Colegio Oficial de Arquitectos de Cantabria, el Ayuntamiento de Santander y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el proyecto pretende aproximar la innovación del futuro a los ciudadanos. “Además, queremos acercar el conocimiento de determinadas estrategias de smart city en relación con la conectividad, movilidad, medio ambiente o energía y también facilitar su adopción, ya que se acabarán implantando en nuestras ciudades del futuro”, afirma Ana Galán, directora de comunicación de InMedia Studio.

Los representantes de España en la Bienal de Londres han desarrollado una instalación (diseñada por la arquitecta y escenógrafa María Levene) en la que el visitante inicia su experiencia inmersiva al pasar una estructura que recrea un túnel del tiempo. Este, con forma octogonal y rodeado de miles de hilos de colores, es solo la antesala de una habitación en la que se encuentran las gafas de realidad virtual que durante tres minutos harán del usuario un turista con vistas al futuro.

En el Santander del año 2100 se pueden observar las zonas turísticas de la ciudad, pero un tanto cambiadas: en VRPolis ya hay un desarrollo urbanístico, sociológico y cultural lejano a nuestra época. Los lugares más emblemáticos de la ciudad cántabra han sido grabados en 360 grados, modelados y diseñados en tres dimensiones, a los que se le ha añadido un sistema de control gestual para darle una mayor verosimilitud. “En cada uno de los nodos se pueden observar coches eléctricos, granjas de energía solar, suelos tecnológicos, papeleras inteligentes, proyecciones holográficas con información para el ciudadanos o publicidad, aparcamientos para bicicletas, vestimenta inteligente con nanotecnología, o cubiertas   para las calles de la ciudad que se activan cuando llueve permitiendo reutilizar el agua…”, declara.

InMedia Studio ha sido la responsable de este apartado. “Hemos construido un entorno tridimensional futurista desarrollando una aplicación compatible con el casco de realidad virtual HTC Vive, en el que se interactúa con diferentes innovaciones del entorno”, explica Galán.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here