Llega a España oBike, la plataforma de bicis compartidas sin estaciones fijas

oBike Madrid

Madrid ha sido la ciudad elegida para que aterrice en España oBike, una compañía singapurense que permite a sus usuarios compartir bicicletas sin necesidad de estaciones de recogida o devolución. De esta forma, se posibilita alquilar una bicicleta a bajo coste y devolverla en cualquier lugar sin la urgencia de hallar un punto concreto de retorno.

Inicialmente, oBike ofrecerá una flota inicial en Madrid de varios centenares de bicicletas. Durante el primer mes operarán de forma gratuita, aunque acceder al sistema, el usuario tenga que realizar un depósito de 49 € reembolsables en su totalidad para que haga un uso responsable.

Entre sus principales ventajas está el hecho de que, al contrario de lo que sucede con otros servicios similares, en este caso no es necesario ubicar estaciones de recogida o devolución, lo que garantiza una mayor flexibilidad al usuario al mismo tiempo que, según han indicado desde la compañía afincada en Singapur, “permite reducir tangibles como los costes en estaciones y el uso masivo de espacio” y mejora la experiencia del usuario.

Según ha explicado Jesús Lázaro, uno de los responsables de esta compañía en España, “oBike transforma el modo en el que la gente viaja a través de la tecnología. Ahora los usuarios pueden hacer más cómodamente sus trayectos cortos urbanos, con la ventaja importante de compartir su bicicleta sin tener que dejarla en estaciones determinadas. Es el modelo smart city, más saludable, seguro y no contamina”. En este sentido, oBike colaborará con las instituciones locales proporcionando información sobre la movilidad urbana, contribuyendo a que Madrid sea un lugar más sostenible con una alternativa de transporte que reduce el volumen de vehículos contaminantes y su impacto medioambiental.

Gestión a través de una app

El servicio se gestiona desde una aplicación disponible para las diferentes plataformas de smartphones. Una vez registrados, los usuarios podrán localizar la bicicleta más cercana y alquilarla escaneando un código QR con sus teléfonos móviles. Una vez finalizado su uso, la bicicleta puede ser depositada en cualquier lugar público cercano y una vez bloqueada, el usuario podrá realizar el pago del servicio mediante la aplicación.

Asimismo, cada una de estas bicis tiene otras herramientas como son un bloqueo habilitado por bluetooth o un seguimiento con GPS. También hará un estudio de la actividad mediante mapas de calor y el análisis de datos por horas y días, que oBike compartirá con las instituciones y organismos competentes para que puedan entender mejor las necesidades de los ciudadanos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here