españa israel

"Las empresas españolas tienen capacidad para competir en Asia y hacerlo bien". Con esta rotundidad, David Cierco, director de red.es, expresa su confianza en la posibilidad de que las empresas del país escalen más allá de nuestras fronteras; un mensaje de positividad en sintonía con lo que el pasado lunes se planteó en Madrid: la sesión de trabajo que significó el arranque de Desafía Tel Aviv, el nuevo programa que han lanzado ICEX España Exportación e Inversiones y Red.es para dar a las empresas españolas la oportunidad de aprender en Tel Aviv las mejores prácticas en materia de innovación y espíritu emprendedor y descubrir cómo escalar un negocio en el área de la bahía de Guandong-Hong Kong-Macao y en el resto de Asia.

Para ello, el programa va a contar con la colaboración de The Floor, una plataforma de creación y desarrollo de tecnología para bancos con sede en Tel Aviv y con oficina en Hong Kong. Dirigido a empresas españolas con soluciones tecnológicas para banca como fintech, ciberseguridad, inteligencia artificial o blockchain, entre otras, sus participantes serán elegidos atendiendo a criterios de innovación, experiencia previa y alineación con los ecosistemas israelí y hongkonés.

"Las empresas tecnológicas tienen claro que el mercado internacional no es una opción, sino una cuestión de supervivencia", asegura María Peña, consejera delegada de ICEX. Por ello, Desafía Tel Aviv apuesta porque las empresas pasen dos semanas en la ciudad –a partir del 9 de junio– y una semana en Hong Kong –a partir del 2 de septiembre–, en las que los participantes, tanto CEOs como CTOs de empresas tecnológicas españolas, puedan conocer a agentes relevantes de los ecosistemas de ambas regiones, y participen en talleres y ponencias impartidos por profesionales de prestigio.

"La tecnología está revolucionando todo", reconoce Peña, además de "romper el individualismo de los organismos públicos por la economía participativa". Este ha sido precisamente el fruto de la colaboración entre ICEX y red.es, que quiere marcar un antes y un después en el ámbito de la cooperación pública. Por otro lado, la consejera insiste en la voluntad de ICEX de apoyar el crecimiento y el desarrollo de las empresas a partir de la internacionalización. "Las empresas nacen globales, o al menos con voluntad de serlo. Pero en ICEX trabajamos para darle tangibilidad a esa voluntad y ofrecer a las empresas herramientas que les permitan hacerla realidad". Esta filosofía ayudará a resolver el reto de la expansión internacional para las empresas españolas, que como admite David Cierco, "muchas tienen un problema de tamaño y capacidad para competir fuera de nuestras fronteras".

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here