[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

España coordina con éxito el primer vuelo masivo de drones en Europa

La Universitat Politècnica de València (UPV), a través del Instituto ITACA, ha coordinado la operación, en la que han volado 14 drones simultáneamente, todos ellos sin colisionar
drones upv

La misión de realizar un vuelo masivo con drones y sin colisiones se ha cumplido con éxito. La Universitat Politècnica de València (UPV), a través del Instituto ITACA, ha coordinado la operación, en la que han volado 14 drones simultáneamente, todos ellos gestionados por la plataforma europea BUBBLES, que ha permitido controlarlos y monitorizarlos en tiempo real en la zona de vuelo, una extensión de 15 km2 entre las localidades valencianas de Puçol y El Puig.

Con este proyecto, Europa busca garantizar la integración segura de drones, con la vista puesta sobre todo en la nueva normativa europea de gestión del espacio aéreo de drones, que entrará en vigor el próximo año a partir de enero. "Las pruebas que estamos llevando a cabo se adelantan a este escenario", afirma Juan Vicente Balbastre, investigador de ITACA UPV y coordinador de BUBBLES. Son, hasta la fecha, las pruebas de mayor densidad de drones volando simultáneamente de todas las que se han hecho en Europa, algo que para el responsable pone de manifiesto la importancia de esta tecnología para evitar colisiones en el espacio aéreo, una de las principales preocupaciones del sector.

Aunque las pruebas se han hecho en un entorno rural, por motivos de la normativa actual, este escenario sería representativo de operaciones de drones en cualquier entorno urbano europeo en los próximos años. "Cada vez va a haber más drones, su impacto económico va a ser muy alto, pero es necesario garantizar su integración segura en el espacio aéreo", incide Balbastre.

Cada uno de los drones han realizado vuelos de forma simultánea con simulaciones de aplicaciones reales: vigilancia de tráfico, salvamento marítimo, búsqueda y rescate, transporte de mercancías, agricultura de precisión, inspecciones industriales. Mientras los drones volaban, la plataforma BUBBLES detectaba posibles conflictos por pérdida de separación, enviando alertas a los pilotos involucrados para que no llegaran a colisionar.

BUBBLES genera unas burbujas de seguridad alrededor de cada dron a partir de unos algoritmos que calculan en tiempo real el riesgo de colisión. "Y, si lo hay, la plataforma es capaz incluso de proponerles a los pilotos la maniobra evasiva, teniendo en cuenta su posición, así como la de los drones que están en lo que se conoce como conflicto táctico", añade Israel Quintanilla, presidente de la Comisión de Drones de la UPV y miembro también del proyecto.

La iniciativa ha simulado también el uso de un vertipuerto, desde el que han despegado 9 drones con misiones diversas y han vuelto a aterrizar por un corredor vertical vigilado mediante pequeñas antenas de radar. El objetivo de este ejercicio ha sido validar la gestión de la separación en estos lugares, que, como anticipa Quintanilla, "serán los puntos de despegue y aterrizaje de los drones en las ciudades para el transporte de mercancía diversa y pasajeros".

Recomendadas