Steve Matlin, CEO de Life Length

Con sus laboratorios ubicados en el Parque Científico de Madrid, la compañía biotech española Life Length es, desde hace años, pionera al convertirse en la primera (y hasta la fecha única) empresa capaz de medir los telómeros críticamente cortos. Se trata de un biomarcador que permite conocer con exactitud la edad biológica del paciente y que puede ser pieza clave para el desarrollo de enfermedades como el cáncer y, por tanto, lograr un tratamiento más efectivo de las mismas.

Es en este ámbito, la lucha contra el cáncer, donde ha logrado sus hitos más recientes: financiación europea para su proyecto ONCOCHECK y la máxima certificación que concede EEUU en relación a las pruebas de diagnóstico clínico de calidad. Steve Matlin, CEO de Life Length, ha relatado en qué consisten estos logros así como los retos presentes y futuros de una de las empresas biotech de referencia mundial con base española.

Life Length es líder mundial en el diagnóstico telomérico del cáncer. ¿En qué consiste esto exactamente y cuál es su principal aportación o avance?

Life Length nació originalmente en el año 2010 como un spin-off del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), donde se hicieron y se hacen numerosos estudios sobre la relación de la longitud telomérica y el cáncer. Hoy, Life Length es el líder mundial en medición de telómeros y actividad relacionada con la telomerasa para uso clínico y diagnóstico. Ofrecemos un amplio rango de servicios personalizados a través de nuestra tecnología innovadora, siendo la única compañía a nivel mundial capaz de medir los telómeros cromosoma por cromosoma a nivel de células individuales, tanto en sangre como en muestras de tejido. En el área oncológica, se utiliza la medición de los telómeros como biomarcador complementario para detectar el riesgo de desarrollar cáncer y, sobre todo, para uso pronóstico, incluyendo canceres de mama, ovario, útero, próstata y piel, especialmente en individuos con antecedentes en su historia familiar.

Hace poco, en el transcurso de Biospain, Life Length anunció que la Unión Europea les ha concedido 3,1 millones de euros para poner en marcha el proyecto ONCOCHECK en la lucha contra el cáncer. ¿En qué consiste exactamente este proyecto, a lo largo de cuánto tiempo se va a desarrollar y quiénes se van a beneficiar de esta iniciativa?

El objetivo de ONCOCHECK es demostrar la utilidad clínica de la prueba TAT (Telomere Analysis Technology o Tecnología de Análisis Telomérico), la cual se realiza con una simple muestra de sangre, como un biomarcador pronostico en el tratamiento de distintos tipos de cáncer (pulmón, próstata y leucemias). En el año 2015, Life Length ya recibió 50.000 euros como subvención para la Fase I que fueron utilizados para desarrollar el proyecto de la Fase II. Los proyectos de la Fase II son altamente competitivos. En el sector de Ciencias de la Vida, los fondos del programa Horizonte 2020 sólo financian de 8 a 10 proyectos por año, a pesar de las miles de propuestas que se reciben desde empresas de toda Europa. El estudio tendrá una duración de dos años y se realizará con 1.200 adultos y 300 niños que sufren alguno de los múltiples tipos de cáncer existentes, entre los que se incluyen los tres anteriormente citados.

Hay más de 7.000 publicaciones clínicas sobre el cáncer y los telómeros, y muchos de estos trabajos han demostrado que la longitud telomérica es predictiva sobre la evolución del cáncer y su agresividad. Sin embargo, hasta la fecha, no hay estudios de un alcance elevado donde se haya llevado a cabo un ensayo lo suficientemente preciso, exacto y reproducible. Con los resultados de ONCOCHECK esperamos obtener dicho alcance y poder ayudar a los más de 35 millones de personas que actualmente sufren de algún tipo de cáncer a nivel mundial.

La base de este proyecto está en la prueba Life Length TAT o tecnología de análisis telomérico. ¿En qué consiste y cómo puede ayudar esta prueba?

La exclusiva tecnología TAT de Life Length consiste en una técnica propia que permite la medición precisa mediante la unión de un marcador fluorescente a los telómeros, cuyo tamaño es de aproximadamente 10 nanómetros (1×10-8 metros). Trabajamos con un sistema de alta capacidad automatizada y robotizada que nos permite el análisis de grandes volúmenes de muestras en plazos cortos de tiempo. Somos la única compañía capaz de medir los telómeros cromosoma por cromosoma a nivel de muestras individuales. Esto hace que los resultados sean mucho más precisos, pudiendo dar, además de la longitud media de los telómeros; la mediana de éstos (un dato mucho más representativo) y el porcentaje de telómeros cortos  (el telómero más corto es lo que regula la viabilidad celular.)

Actualmente, prestamos servicios en más de 35 países a médicos que emplean el TAT como parte de su analítica en chequeos generales, en medicina preventiva y personalizada para entender la edad biológica real de una persona, estratificación de riesgos (ya que la edad biológica es mucho mejor reflejo de los riesgos de desarrollar enfermedades crónicas) y para la detección precoz de dichas enfermedades, tales como patologías cardiovasculares, diabetes tipo 2, posibles problemas de infertilidad, cáncer, etc.

Sede Life Length

¿Y cómo se está desarrollando? Porque supongo que estarán participando diversos centros en esta iniciativa…

Life Length está desarrollando el proyecto en colaboración con algunos de los hospitales más importantes de España, como el Hospital Universitario 12 de Octubre, el Hospital Universitario Puerta de Hierro, el Hospital Universitario Niño Jesús, el Hospital Vall d’Hebron o el Centro Integral Oncológico Clara Campall, desde los que se incorporarán los distintos pacientes participantes. Además, nos gustaría incorporar, si fuera posible, hospitales de otros países europeos.

También anunciasteis en Biospain que EEUU os ha reconocido con su máxima distinción en relación a las pruebas de diagnóstico clínico de calidad. ¿Qué supone esto exactamente?

A mediados de 2016, tras más de un año de duro trabajo, nos han concedido el certificado de acreditación de los Clinical Laboratory Improvement Amendments (CLIA – Enmiendas para la Mejora de los Laboratorios Clínicos, en español), que otorga el Centers for Medicare & Medical Services (CMS), la agencia del Gobierno de EE.UU. responsable de certificar a los laboratorios de ensayos, y que es el equivalente a la Food & Drug Administration (FDA). Por otro lado, se ha conseguido también la certificación ISO 15189 concedida por la Organización Internacional de Normalización, además de la Licencia de Actividad Sanitaria de la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid y la “Platinum Accreditation” del American Association for Laboratory Accreditation, una agencia independiente de acreditación de laboratorios clínicos.  Life Length es el único laboratorio en España certificado con el Gobierno Federal de los EE.UU. y el único laboratorio en Europa que posee simultáneamente esta certificación junto con el ISO 15189.

¿Y cuáles son los próximos retos para Life Length? Porque en el ámbito territorial creo que incluso habéis llegado al Golfo Pérsico…

Efectivamente, Life Length ya tiene acuerdos con importantes laboratorios y clínicas que nos permite ofrecer nuestros servicios en más de 35 países, incluyendo EE.UU, Canadá, México, toda la Unión Europea, ciertos países de Europa del Este, Turquía, y algunos mercados asiáticos. Actualmente, estamos negociando la entrada en otros países importantes como China, India y Colombia.

Con los logros de Oncocheck y las nuevas certificaciones queremos seguir creciendo día a día para permitir trabajar en el retraso de la aparición de enfermedades, así como su detección temprana, haciendo de la medición telomérica una herramienta necesaria para garantizar la vida saludable y, a la vez, poder reducir el coste sanitario que implica el tratamiento de enfermedades mal detectadas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here