Alejandra Mosteiro Cadaval. Imagen: USAL.

Las ‘neuronas pulpo’ son las encargadas de marcar el comienzo de los sonidos; ligadas a la parte temporal de los mismos en el sistema auditivo indican, por ejemplo, cuando ha empezado a hablar una persona determinada. Estas células han sido objeto de estudio de la estudiante pontevedresa Alejandra Mosteiro, que cursa sexto de Medicina en la Universidad de Salamanca (USAL) y que acaba de ser galardonada durante el Congreso Internacional de Estudiantes de (Bio)Medicina (LIMSC 2019) celebrado en la ciudad holandesa de Lieden.

El reconocimiento –a la Mejor Exposición Oral- está vinculado al trabajo realizado desde el pasado año con su proyecto de investigación sobre la audición dentro del laboratorio de Neurohistología del Instituto de Neurociencias de Castilla y León (INCyL), dependiente de la propia USAL y fue el único proyecto presentado por una universidad española en el congreso, donde participaron estudiantes de más de 70 países.

Durante el curso 2016-2017, Mosteiro participó en un congreso sobre cardiología en la Facultad de Medicina. Considera que ese fue el principio de su interés por la investigación clínica ya que “se llevó a cabo en el hospital, con el historial de los pacientes; pero yo sentía curiosidad por la parte más básica, por el día a día del laboratorio”, explica la joven.

La estudiante junto a Enrique Saldaña, director del INCyL. Imagen: USAL.

Su afán por estudiar a fondo el sistema nervioso la llevó hace dos años al INCyL, donde en una primera etapa se involucró de forma voluntaria (en la actualidad dispone de una beca de colaboración). De la experiencia destaca el apoyo de todo el laboratorio, y la “generosidad y la paciencia” del director del Instituto, Enrique Saldaña. 

Respecto al futuro, la estudiante asegura que le gustaría dedicarse a la neurocirugía. El objetivo el año próximo es presentarse al MIR y lograr una plaza de residente, pero no descarta cursar el doctorado “durante la residencia o después”.  En su opinión, sería “enriquecedor” que todos los estudiantes tuvieran contacto con el campo investigador antes de acabar Medicina. “En España, la carrera está orientada a prepararnos para el MIR y se presta menos atención a que el alumno participe en proyectos de investigación, ya sea clínica o básica. No hay que olvidar que los médicos no dejamos de ser científicos”. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here