Objetivos 2030

Con la colaboración de

Cosentino

La formación sostenible en los pueblos de Extremadura

Endesa y Enel decidieron poner en marcha los proyectos solares más grandes de España, pero ¿qué ha pasado desde entonces?
formacion proyectos

Hace unos meses, Endesa presentó lo que serían los proyectos solares más grandes de España: situados en Extremadura -concretamente, entre Fregenal de la Sierra, Bodonal de la Sierra, Almendralejo y Mérida-, constan de ocho plantas solares con una potencia total de 388 megavatios (MW) y crearon más de 2.300 puestos durante los meses de trabajo más altos, durante el pasado verano.

Ahora, la compañía ha presentado lo que ha pasado, meses después, en dos de las localidades: los pueblos de Fregenal de la Sierra y Bodonal de la Sierra. Los proyectos de Endesa, llamados de ‘Creación de valor compartido’ (CSV, en inglés) están basados en tres ejes: el primero sería el del fomento del empleo. En el caso del proyecto del clúster de Brovales, en Fregenal, han formado a 264 personas que han recibido formación para el montaje de placas solares y también para la operación y mantenimiento. Y de esas, han contratado a 69 en la obra, que han estado trabajando durante la construcción. Con esto y con las actividades de fomento de la agrivoltaica y de la apicultura se forma este primer eje.

Un segundo eje sería el fomento de la eficiencia energética con los municipios en los que están ubicados. De hecho, han acordado distintas actividades para reducir el consumo energético con los ayuntamientos de Fregenal de la Sierra y de Bodonal de la Sierra. Y un tercer eje serían las actividades de sitio de construcción sostenible. Por ejemplo, que tienen unas oficinas de obra, las cuales se alimentan con una instalación de autoconsumo fotovoltaico y cuentan con unos desfibriladores y unos tanques de agua y sistema de recogidas de lluvia que luego serán donados a la comunidad local.

Las formación, esencial para estos proyectos

Jesús Duque, docente del curso de montadores y supervisor de obra, cuenta en la presentación de Endesa que la localización de estos proyectos fotovoltaicos que se están desarrollando actualmente en Extremadura principalmente se desarrollan en entornos rurales. “Casualmente, en municipios muy pequeños o con una población que no suele superar los 1.000 o 2.000 habitantes”.

Para él, están dando “una oportunidad, tanto de crecimiento profesional como de crecimiento personal en la formación a la hora de buscar una salida para todas esas personas que se encuentran en los municipios, tanto de Fregenal de la Sierra como de sus alrededores que participan en esta formación”. De alguna manera, se contribuye a la cohesión territorial; “es decir, reafirmamos el entorno laboral en entornos donde se instalan las plantas solares fotovoltaicas”, afirma.

Por su parte, Manuel Urrejola, site manager de Enel Green Power, la división de renovables de Endesa, recuerda que entre sus principales valores está el de los ya citados CSV. Para ello, una de las principales acciones que toman es la de favorecer la contratación de mano de obra local. “¿Cómo se favorece esa contratación? A través de la impartición de cursos de formación de montadores mecánicos”.

Urrejola indica que la lectura positiva de estos cursos de formación “no es trabajar en este proyecto, sino las puertas que se pueden abrir a todos para trabajar en otros proyectos que van a haber en el entorno de Fregenal de la Sierra, Zafra, Badajoz y Extremadura en general”.

Asimismo, calcula que en Extremadura tendrán del orden de un millón de placas para montar, “así que hay que hacerse una idea de la magnitud. Tenemos un proyecto con cuatro subestaciones, no solo hay montaje de módulos, sino montajes mecánicos en subestaciones eléctricas, que se van a construir cuatro. Nuestra energía va a salir y se va a producir en Bodonal de la Sierra y Fregenal de la Sierra y, a través de una línea de alta tensión de 20 kilómetros, vamos a llegar hasta Jerez de los Caballeros”.

Las percepción de los pueblos

Tina Rodríguez, alcaldesa de Fregenal de la Sierra, ha comentado también que, casi 260 personas se han formado para poder trabajar en las plantas fotovoltaicas. “El Ayuntamiento les cedió gratuitamente el edificio municipal para poder realizar esos cursos -explica- y esas personas de manera gratuita se formaron y están trabajando, la gran mayoría de ellas, en las plantas fotovoltaicas”.

Por otro lado, Lourdes Linares, alcaldesa Bodonal de la Sierra, considera que esto ha sido un impulso “bastante grande” para la localidad en todos los aspectos. “Primero, porque va a generar empleo. Hay mucha gente que se ha formado porque Enel se ha encargado de dar cursos de formación para que las personas puedan trabajar en la planta y, aparte, la planta tiene mucha mano de obra local, de otras localidades, de otras empresas, que han venido y se han quedado en Bodonal. Por lo tanto supone una fuente de ingresos durante el periodo de construcción de estas plantas haya más gente en nuestro pueblo consumiendo en las tiendas, en bares, alquileres… En todos los aspectos es importante, también en lo económico”.

Relaccionadas