Endesa Extremadura fotovoltaicas

En marzo de 2019, Endesa anunció la creación de seis plantas fotovoltaicas en Extremadura –Logrosán (Cáceres), donde se sitúan tres de ellas, Casas de Don Pedro y Talarrubias, ambas en Badajoz–. Ahora, ocho meses después –un mes antes de lo esperado– la energética comunica que ya han terminado su construcción, conectando a la red 252 megavatios (MW), 42 MW cada una de las plantas, y que ha supuesto unos 200 millones de euros. 

“La puesta en funcionamiento de este proyecto supone un hito para la compañía, no solo porque se trata de un parque construido en un tiempo récord, sino porque se han utilizado técnicas y sistemas de construcción de alta tecnología muy novedosos en España. Se trata de un paso más en el compromiso de Endesa con la producción de energía limpia, uno de los pilares de la política nacional de transición energética”, ha declarado el consejero delegado de Endesa, José Bogas.

Por un lado, las tres instalaciones fotovoltaicas de Endesa en Logrosán –Baylio, Dehesa de los Guadalupes y Furatena–, cuentan con una potencia conjunta de 127 MW y una inversión aproximada de 100 millones de euros. Según Endesa, estas instalaciones solares de Extremadura “están compuestas por alrededor de 372.000 módulos, y tienen capacidad para generar más de 240 GWh por año, evitando la emisión anual de aproximadamente 158.000 toneladas de CO2 a la atmósfera”.

Por otro, las tres plantas fotovoltaicas de Endesa en Casas de Don Pedro y Talarrubias –Navalvillar, Valdecaballero y Castilblanco– tienen una potencia de más de 42 MW cada una y cuentan con una inversión similar. Estas instalaciones solares de Endesa en Extremadura, compuestas por más de 372.000 módulos, “tienen capacidad para generar aproximadamente 250 GWh por año, evitando la emisión anual de más de 164.000 toneladas de CO2 a la atmósfera”.

Cabe destacar que Endesa ha promovido la creación de puestos de trabajo entre las personas desempleadas del entorno llevando a cabo acciones formativas y educativas en los lugares que albergarán estas seis plantas. Los cursos, han estado dirigidos hacia la formación en montaje de paneles, también han estado dirigidos a mejorar la empleabilidad de personas con cierto grado de formación (FP medio de electricidad), enfocado a personas que puedan trabajar en la operación y mantenimiento.

[Le puede interesar: La llegada de las energéticas a Extremadura, sinónimo de formación innovadora]

Las acciones implantadas en Extremadura han fomentado el empleo y la mejora de la empleabilidad de la población extremeña, priorizando la contratación de mano de obra local para la construcción de las plantas, así como la contratación local para trabajos relacionados con la obra, servicios de restauración y alojamiento de trabajadores, cursos de formación en energías renovables para los residentes locales, y otras asociaciones locales”, aseguran.

Concretamente, el proyecto ha sido llevado a cabo por la filial de energías renovables de Endesa, Enel Green Power España (EGPE), que en marzo de 2017. Esta apuesta por la sostenibilidad se encuadra dentro de la estrategia de Endesa de descarbonizar el mix de generación, "un proceso cuyo primer hito es alcanzar 8,4 GW de capacidad instalada renovable en 2021, frente a los 6,5 GW actuales, con una inversión total de unos 2.000 millones de euros”, explican.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here