La mitad de los emprendedores de salud consideran que la pandemia ha impactado de forma positiva en sus startups

emprendedores de salud

El 55% de los emprendedores cuyos proyectos están relacionados con el sector de la salud considera que la pandemia ha impactado de forma positiva en sus startups. Es el dato más relevante de la II Radiografía del Emprendimiento Social en Salud, del programa Emprende inHealth –promovido por UnLimited Spain y la empresa farmacéutica Lilly–. Los datos recogidos han derrumbado el miedo experimentado por el ecosistema emprendedor al comienzo del COVID-19. No obstante, el gran reto de estas startups sigue siendo el mismo, previo a la pandemia: la financiación.

"Esta radiografía pretende ser un reflejo de los posibles impactos que la pandemiaha generado en el mundo del emprendimiento social, concretamente en el sector salud", apuntan desde Emprende inHealth, que lamentan que "se trata de un sector especialmente afectado por la pandemia, ya que el mundo ha mirado hacia los emprendedores en busca de soluciones no cubiertas y muy necesarias en esta situación".

La innovación se ha convertido en el gran aliado para superar las dificultades. Destaca del informe el gran crecimiento que han experimentado las startups relacionadas con la telemedicina y la medicina a domicilio, que han pasado del 3% en la anterior radiografía hasta el 12% de la actual. Las apps de salud (12%) y las empresas de servicios online (19%) son los otros servicios al alza.

El estudio también pone de relieve cuáles son las regiones españolas con más emprendedores de salud: Madrid, Cataluña y Andalucía concentran el 64% del emprendimiento en el sector de la salud. En lo referido al género, predomina el masculino (un 65%). El perfil más habitual entre los emprendedores es un hombre que tiene una sociedad limitada que vende un servicio de salud que impacta directamente en mejorar la calidad de vida del paciente. Su modelo de negocio es B2C (Business to consumer), frente al B2B (Business to Business) que aparecía en los tres primeros años.

"Los emprendedores tienen un perfil resiliente y en tiempos de crisis continúan buscando oportunidades, adaptando sus soluciones a las necesidades del momento", señalan desde Emprende inHealth. Ya son seis las veces que el programa ha analizado el estado del emprendimiento social en salud. Todo comenzó en 2016, cuando Lilly España y UnLimited Spain consideraron prioritario contribuir a la Agenda 2030. El programa trabaja en tres de los ODS: Salud y bienestar (3), Trabajo decente y crecimiento económico (8) y Alianzas para los objetivos (17).

En las cinco ediciones en las que las startups han finalizado su aceleración, se ha dado respuesta a problemas como partos prematuros, shocks alérgicos, diabetes, albinismo, cáncer, depresión, epilepsia, fibromialgia, parálisis cerebral, enfermedades neurológicas, colon irritable, cardiopatías. También se han encontrado soluciones para pacientes osteomizados, crónicos personas con movilidad reducida, con fracturas, con miembros amputados, personas dependientes etc. ya sea a través de la telemedicina, inteligencia artificial, gestión de datos de la vida real (RWE) planificación de cirugías, impresión 3D, aplicaciones, weareables, realidad virtual, sistemas de desinfección y robotización, entre otros.

Deja un comentario

Recomendadas