Caixabank premio mujer empresaria
Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, con un grupo de finalistas de la edición Premio Mujer Empresaria 2018

“La mejor forma de fomentar la igualdad es no hacer distinciones. Es una cuestión de valores y de actitud”. Rocío Hervella, fundadora y CEO de PROSOL hablaba hace unos meses con InnovaSpain poco después de recibir el Premio Mujer Empresaria 2018, concedido por CaixaBank. Y como para que la reflexión de Hervella se cumpa de todas todas aún queda trecho, el banco ha convocado una nueva edición de los galardones (plazo de presentación de candidaturas abierto hasta el 15 de mayo) para reconocer “la excelencia profesional y empresarial de mujeres con una importante y reconocida trayectoria de liderazgo en el mundo de la empresa en España”.

La cuestión del liderazgo femenino está lejos de lo banal y ha ganado peso en el debate de género y  en las directrices corporativas. Según el informe Approaching the Future 2019. Tendencias en Reputación y Gestión de Intangibles, elaborado por cuarto año consecutivo por Corporate Excellence – Centre for Reputation Leadership y CANVAS Estrategias Sostenibles, a mayor porcentaje de mujeres en los órganos de toma de decisiones de las empresas, más medidas se adoptan para impulsar la sostenibilidad y generar un impacto social y medioambiental en la sociedad.

Rocío Hervella (PROSOL).

Según el citado estudio, el 57% de las empresas encuestadas están trabajando en cuestiones relacionadas con la igualdad y la diversidad, a través de medidas como planes de igualdad y políticas de conciliación. “No obstante, aún hay un largo camino por recorrer, ya que, por el momento, el Foro Económico Mundial estima que sólo un 34% de mujeres ocupan puestos directivos”, apuntaba Ángel Alloza, CEO de Corporate Excellence – Centre for Reputation Leadership.

Además de la sostenibilidad, las mujeres directivas también abogan en mayor porcentaje por la solidaridad. En un reciente encuentro promovido por la ONG Plan Internacional en Google for StartupsIrene Cano, directora general de Facebook en España y Portugal, explicaba que, a su juicio, “hay que tener la capacidad para resolver por nosotras mismas los problemas para, llegado el momento, ayudar a otras mujeres que no pueden hacerlo solas”. Cano aludió a programas internos y externos de diversidad e inclusión promovidos por la compañía fundada por Mark Zuckerberg.

Irene Cano (Facebook).

La iniciativa de CaixaBank se enmarca en una corriente reciente en la que  también navegan otras propuestas sólidas.  Es el caso de sheleader, definida por Lourdes Muñoz, una de sus fundadoras, como “una especie de LinkedIn, sólo para mujeres, y donde ocurran cosas”.

Presentado hace aproximadamente un año, el proyecto captó vía crowfunding a directivas de organizaciones comprometidas como Pernod Ricard, Calidad Pascual o RTVE que financiaron el desarrollo tecnológico de la plataforma. “Queremos ser una aceleradora del talento femenino. La innovación verdadera que aplicamos reside en cómo conectar a los distintos grupos o en la capacidad para generar redes horizontales de mujeres del mismo ámbito profesional”, explicaba Muñoz a este periódico.

En esa línea, a finales de marzo nacía  Conquistando la Igualdad, la plataforma digital diseñada por ideas4all innovation y womenalia donde ciudadanía, empresas, administraciones públicas y asociaciones trabajarán, en base a los métodos de la inteligencia colectiva, para que cristalicen con más agilidad  ideas que fomenten la igualdad de género a través de diferentes retos.

Durante la presentación en sociedad del proyecto, Isabel Tocino, aseguró que “ahora nos toca ser directivas porque, además de los conocimientos y las aptitudes válidas en los hombres, contamos con actitudes que nos hacen únicas. Funcionamos con inteligencia emocional desde que nacemos”. Para la vicepresidenta del Banco Santander, empresas multinacionales, con equipos diversos que trabajan en tiempo real y empleados con objetivos que van mucho más allá del salario precisan de directivas que sepan manejar situaciones complejas.

Aún así, en 2018, el porcentaje de mujeres CEO en la lista Fortune 500 no llegaba al 6%. En España solo hay tres mujeres con esa responsabilidad entre las empresas del Ibex-35. Bajo la máxima “el movimiento se demuestra andando”, expertas en liderazgo femenino como Marian Alonso no creen que se trate de legislar para imponer por la fuerza una mayor representación femenina en los consejos de dirección. “Emergería el agravio comparativo; las mujeres nos tendríamos que enfrentar a la duda permanente sobre nuestra verdadera valía al ocupar determinados puestos”.

Según Alonso, “si pretendemos seguir avanzando, debemos recuperar el espíritu real de la Conferencia Mundial de las Mujeres del 95 (celebrada en Pekín, y artífice del término empoderamiento femenino) y en eso es en lo que debería centrarse cualquier movimiento que realmente pretenda hacer algo más allá de una simple moda. Ahora, lo femenino vende, porque hemos alzado la voz, y esa voz está siendo muy poderosa, pero no podemos esperar que el oportunismo de unos cuantos nos dé el lugar que realmente nos hemos ganado con creces”.

En lo que afecta más de cerca al ámbito puramente tecnológico, Almudena Moreno, Gerente de Desarrollo de Negocio y Alianzas Estratégicas de Telefónica Open Future_ opina que si el 51% de la población mundial no toma decisiones, los sesgos se producirán a todos los niveles. “No hay ni un 12% de mujeres en el campo de la Inteligencia Artificial, un ámbito, el del machine learning, donde el algoritmo es decisivo”, cita como ejemplo la responsable Open Future_, para quien hay que seguir trabajando en tres frentes: impulso y animación del talento, startups e inversión.

Moreno afirma que “las mujeres tienen los mejores expedientes universitarios pero no están en los consejos de administración. Para la mujer ha sido un drama incorporarse a un mundo laboral diseñado por hombres. De las tareas domésticas en casa, pasó a las labores domésticas en la oficina y cuando ha empezado a liderar equipos y a ganar responsabilidades su gran fracaso ha sido replicar modelos de liderazgo masculino”, señala Moreno, para quien un cambio de rumbo en esta tipología de dirección es fundamental.

Almudena Moreno (Telefónica).

La ganadora del Premio Mujer Empresaria 2019 de CaixaBank será una de las dos representantes españolas en los premios IWEC en el marco de la 12ª Conferencia International Women's Entrepreneurial Challenge (IWEC), la red mundial de mujeres empresarias líderes de todo el mundo, que este año acogerá la ciudad de Nueva Delhi entre los próximos 10 y 13 de noviembre. La segunda candidata será seleccionada por la Cámara de Comercio de Barcelona, entidad impulsora de estos premios internacionales.

El Premio Mujer Empresaria 2019 se inscribe en el programa Wengage de CaixaBank, lanzado en 2017 "para desarrollar y promover el valor de la diversidad dentro y fuera de la entidad". El jurado del Premio Mujer Empresaria está formado por el comité de Diversidad de CaixaBank, integrado por directivos miembros del comité de dirección y por los líderes de los proyectos de diversidad, y supervisa la estrategia y los resultados obtenidos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here