blockchain

24 de septiembre del año de Nuestro Señor 2020, en pleno estado de pandemia COVID-19.

Mientras que la tasa de nacimientos en España es una de las más bajas de la UE, la tasa de fallecimientos no deja de aumentar y si no fuera por el efecto migratorio, estaríamos ante unos datos más que preocupantes de población activa. También es necesario indicar que el nivel académico de la migración es bajo, escenario complejo para los datos de población activa, ocupada y desempleada.

Ya está cuantificado que entre un veinticinco  y un treinta por ciento de la población actualmente ocupada se quedará en el desempleo en aquellos sectores donde la transformación digital haga acto de presencia en los próximos cinco años. A esta situación, hay que añadirle las circunstancias reales del mercado actual. Con todo ello, se demuestra que el sistema actual no se sostiene, pero las propuestas de privatizar el estado de bienestar son simples y pobres, ya en desuso y poco imaginativas, y amplían la brecha de desigualdad.

El aumento del paro no es sólo consecuencia de la transformación digital. La realidad es que la situación actual ya tiene componentes muy negativos:

- El paro estructural existente.
- El aumento de la población jubilada.
- La disminución de la natalidad.
- La fuga del talento: perdemos el nuestro y no somos capaces de atraer el ajeno.
- Una economía basada en servicios y en la construcción.

El escenario que se nos  propone es todo un reto intelectual y es una oportunidad apasionante para proponer y poner en marcha acciones innovadoras, así como para crear nuevas profesiones, nuevos ecosistemas que, en principio, exigen una alta cualificación. Sin embargo, no dejan de decirnos que los profesionales afectados por la transformación digital tendrán cabida en las nuevas profesiones que se creen porque el mercado es capaz de autoregularse y reajustar sus estructuras.

Un reto profesional para la transformación digital es implantarla de forma eficaz y con capacidad para innovar y proponer nuevos modelos. La Inteligencia Artificial junto con la Big Data, la Blockchain, el aumento de capacidad computacional y la tecnología 5G nos crea un escenario en el que pocos procesos, decisiones, acciones etc… no estarán a salvo de ser eliminados. Y con ello, profesiones como:

  • Funcionarios.
  • Gestores administrativos.
  • Profesionales de las autoescuelas.
  • Profesionales de la banca.
  • Profesionales de los seguros.
  • Profesionales de la gestión hospitalaria.
  • Personal de los centros comerciales.
  • Personal de los call center.
  • Profesores.
  • Periodistas.
  • Personal de las editoriales.
  • Comerciales
  • … y muchos más.

Ya no tienen sentido sobre el papel, como  tampoco lo tiene la presencia física o la relación entre personas en muchos escenarios que ahora vemos cómo fundamentales. La pasión por innovar no sólo va de aplicar la inteligencia artificial y otras tecnologías a través de una u otra solución: es evitar que Edipo nos mate. El pobre Edipo no sabe que somos sus creadores y nosotros no queremos ver a lo que nos estamos exponiendo.

* Este artículo abre una serie en la que hablaremos de escenarios concretos con propuestas y alternativas de cómo innovar y reinventarnos en diferentes sectores donde la inteligencia artificial puede crear espacios para nuevas profesiones y evitar así comerse al padre. Pretendemos, generar un debate que permita proponer nuevos escenarios y planteamientos con soluciones para sumar. Pues sí, el conocimiento no se comparte, no sirve para nada

Artículo elaborado por  Cibex.blue

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here